Apagan fuego de pugna por agua

México y EU lograron un acuerdo, sin adeudo, y se blinda contra posibles sequías

Apagan fuego de pugna por agua
LOGRO. Martha Bárcena firmó el acuerdo con EU, de conformidad con el Tratado de Aguas. Foto: Especial.

Aún con las diferencias con Chihuahua, el gobierno mexicano firmó un acuerdo con Estados Unidos para pagar con agua el adeudo que se tenía, pero además se consiguió que el vecino país coopere —por razones humanitarias— en caso de que hubiera una sequía extrema o alguna otra emergencia, permitiendo usar volúmenes estadounidenses.

El Acuerdo 325 establece que la parte que le correspondía entregar a Chihuahua, 131 millones de metros cúbicos, se aportarán de agua mexicana que tiene en presas internacionales, dejando cerca de 87 millones de metros cúbicos de almacenamiento para al menos 13 ciudades fronterizas mexicanas, con un abastecimiento de tres meses de agua potable.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado del canciller Marcelo Ebrard; la titular de Conagua, Blanca Jiménez y del director para América del Norte de la SRE, Roberto Velasco, celebraron el acuerdo y criticaron “la actitud poco responsable de las autoridades de Chihuahua y de otros actores”, pues pusieron en riesgo, por cuestiones electorales, el suministro de agua a partir de este sábado, fecha límite que se tenía para pagar el adeudo.

“Quiero agradecer al gobierno de EU por su compresión y por su solidaridad; agradecer al presidente Donald Trump, al secretario de Estado, al señor Pompeo, porque tuvimos algunas dificultades para el cumplimiento; sin embargo, ellos entendieron la circunstancia especial de la entrega del agua; sobre todo, por el conflicto en Chihuahua”, dijo el mandatario.

La titular de Conagua recordó que el Tratado de 1944 es benéfico para México porque recibe agua cuatro veces de la que aporta: el país recibe mil 850 millones de metros cúbicos y desde acá se aportan 432 millones, con una flexibilidad de entrega de 10 años.

Sin embargo, faltó de entregar 325 millones de metros cúbicos, que debía ser proporcionado por el estado de Chihuahua, pero eso no sucedió a raíz de los conflictos en la presa La Boquilla.

Roberto Velasco explicó que el acta 325 permitirá cerrar exitosamente el ciclo actual —el 35— y garantizar el agua para uso público urbano, lo que se dio a partir de construir “confianzas” con sus pares estadounidenses.

Pero además, añadió, se dio algo muy importante, pues EU aceptó una cláusula que era muy importante: cooperar con México por razones humanitarias y luego mostró el acuerdo que incumplió el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Por FRANCISCO NIETO.


Compartir