El Ángel supera escollos

Los coples mecánicos ubicados a 14 metros de altura dejaron de cumplir su trabajo de tensión; estará listo en diciembre

El Ángel supera escollos
ALADA. La escultura que corona la columna y el monumento se encuentra en óptimas condiciones. Foto: Daniel Ojeda

El reforzamiento del Ángel de la Independencia que actualmente se lleva a cabo, se encontró con nuevos escollos, pues los expertos que trabajan en él detectaron nuevas afectaciones en julio, por lo que el monumento estará listo hasta diciembre.

A 14 metros de altura del cilindro, los coples mecánicos de 47 barras de acero dejaron de cumplir su trabajo de tensión.

En una visita al lugar, donde estuvo presente Roberto Meli Piralla, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, detalló las tareas que se desarrollan.

“El Instituto de Ingeniería nos pidió hacer estudios metalográficos para ver si podemos reponer ese acero con nuevas barras y soldar. Encontramos que sí se podía, debido a las características que tiene el acero.

“Lo que estamos haciendo ahora es sustituir todas las barras que están desconectadas. Vamos a cortar este cilindro en una franja y se van a sustituir los conectores”, detalló a El Heraldo de México.

AD HOC. Un complejo andamiaje diseñado especialmente para el monumento facilita su remozamiento integral. Foto: Daniel Ojeda

Este proceso consiste, primero, en el retiro de placas dañadas. Después, se identificó concreto que lucía con afectaciones. Se retiró para ubicar el estado de las barras de acero. Ahí se encontraron daños, como torsiones o corrosión. Se procedió a su reemplazo para el refuerzo longitudinal que se hace de manera paulatina.

Estas afectaciones –aseveró– datan desde el sismo de 1957, que repercutieron en el monumento.

“Con esto el Ángel queda ya con un diseño que pasa la normativa actual, es decir, ahorita lo estamos dejando para poder resistir esfuerzos que el reglamento actual de construcciones de la Ciudad de México marca o señala como solicitaciones ante sismos.

“Estamos en el proceso de rehabilitación con base a lo que fuimos descubriendo, a medida que avanzamos con los sondeos, pero aún nos faltan; calculamos que nos vamos hasta diciembre”, explicó.

EXPERTOS. Roberto Meli, Roberto Sánchez, Efraín Ovando y Jesús Esteva explicaron a este diario los avances de la obra.

Esteva explicó que tras este hallazgo existía la duda sobre la replicación de este fenómeno en la parte alta del monumento.

“Había incertidumbre en cuanto a que, hacia arriba, pudiera estar también muy dañado y ya se abrieron ventanas y no, el concreto está bien”, relató.

Roberto Sánchez, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, quien apoyó en los estudios para determinar la rehabilitación, reconoció que no esperaban una afectación de este nivel.

“Lo que no nos esperábamos es que estuviera en tan mal estado, que en realidad la conexión se había perdido”, explicó.

Para el proyecto se van a destinar 14 millones de pesos, direccionados en los trabajos, estudios y el proyecto ejecutivo.

En las obras previas se realizó la sustitución de placas de la columna, pues estaban fisuradas.

UNO POR UNO. Un trabajador hace labores de restauración, nivelando los coples mecánicos de 47 barras de acero vencidas. Foto: Daniel Ojeda

“Es un ejemplo que nos lleva a otro nivel respecto a todas las precauciones que se hubo de tomar para entender bien dónde estaban las fallas y debilidades, y cuáles estaban en condiciones de resistir y no”, agregó Roberto Meli.

Esta casa editorial publicó una investigación sobre el monumento, obra de Antonio Rivas Mercado y Enrique Alciati, en el que se mostró que el Ángel presentaba fisuras, grietas, desprendimiento de piezas y fracturas. Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que fuera intervenido. 

Por Carlos Navarro


Compartir