Cáncer de mama: "No estoy rota"

Tras perder un seno y el cabello por el cáncer de mama, Eunice asegura ser una persona completa, pues ser mujer va más allá de los estereotipos

Cáncer de mama: "No estoy rota"
“Definitivamente la autoexploración es un punto importante y también lo es que todas las mujeres sepan cómo hacerlo”, recalcó.

Para Eunice, la vida se vive en el momento ya que los pequeños detalles de cada instante jamás se vuelven a repetir, una lección que le dejó el cáncer de mama.

Hace casi un año que es sobreviviente y aunque la enfermedad se llevó uno de sus senos y parte de su pasión por la fotografía, ella asegura ser una mujer completa y con un sinfín de metas por cumplir.

La noticia le cuando los planes de ser mamá se mantenían vigentes en su lista y el cansancio que dejan los tratamientos y quimioterapia aún no los resentían su organismo.

“A partir de ahí lloré mucho, sin duda la palabra cáncer es una palabra muy fuerte y te haces muchos escenarios en tu cabeza, de los peores que puedan pasar; sin embargo, creo que es muy importante que la gente sepa que cáncer no es igual a muerte y si es detectado en una etapa temprana, las oportunidades de salir son muy altas”, mencionó.

Fue con la detección temprana que su historia se puedo contar, pues al sentir una pequeña bolita en el pecho acudió con un doctor para corroborar lo que ella ya sabía, se había sumado a los 60 casos diarios que se detectan de cáncer de mama en México.

Respecto a su cuerpo, señaló no sentirse incompleta, pues para ella, ser mujer va más allá de una cuestión física y actualmente trabaja en un proyecto para evitar que otras personas con el mismo padecimiento se sientan fragmentados.

“No soy una mujer rota, me falta un seno, pero es algo que no me limita”, dijo.

Eunice se recupera poco a poco de su pasado, pues hay secuelas que no se borran, pero también asevera que aún hay camino por recorrer, por lo que sigue sus gustos y pasiones, tal como la fotografía, hobbie que no dejó de lado en ningún momento, incluso cuando sus dedos sentían un fuerte dolor al sólo tocar un botón.

Su lección es simple, disfrutar la vida y conocer bien tu cuerpo, pues es el mejor indicador para saber cuando algo está mal.

“Definitivamente la autoexploración es un punto importante y también lo es que todas las mujeres sepan cómo hacerlo”, recalcó.

Por Frida Valencia


Compartir