AL FINAL SE ARREPINTIÓ

Suicida que mató a su esposa e hijo y que escondió en un refri, lo hizo por ser tratado como “sirvienta”

Indicó que era insoportable y estresante llegar a casa a escuchar problemas, dijo que no hacía más que trabajar, cocinar y dormir

MUNDO

·
Marcelo afirmó que era maltratado por su esposa y su hijo.Créditos: TN

Marcelo Fabián “N” quien tras matar a su esposa y a su hijo con un martillo y terminó suicidándose en Olavarría en Argentina, dejó una carta póstuma en donde siguió justificando los motivos por el que cometió los asesinatos: “Yo sé que no se justifica lo que hice. Fue una reacción de la cual me arrepiento”, escribió en su misiva.

En la carta de dos cuartillas que el asesino y suicida dejó aseveró que tanto su esposa María Sandra Aguer de 53 años de edad y su hijo Thiago Contreras lo trataban mal, por lo que era “insoportable y estresante” tener que convivir con ellos. Ante ello, Marcelo tomó un martillo y los golpeó hasta matarlos. Las hijas mayores de la mujer asesinada fueron las que descubrieron los cuerpos.

La familia del homicidia lo tenñia cansado. Foto: TN

Las hijas de la mamá asesinada hallaron los cuerpos

Luego de que María Sandra no respondía las llamadas a sus hijas, fueron a verla a su casa. Al lograr entrar el domicilio, las mujeres vieron que dentro del refrigerador estaban los cadáveres de su mamá y el de su medio hermano. Mientras que el cuerpo del asesino había quedado en uno de los pasillos del hogar donde se colgó, según información de TN.

En la carta que escribió el asesino de su esposa y de su hijo, indicó que estaba muy cansado de llegar siempre del trabajo y tener que hacer las labores de la casa, entre ellas tener que cocinar, lavar los platos o hacer los mandados para comprar los productos que hacían falta en la despensa. 

Yo era una mucama acá” y “me llenó los hu****”, sostuvo el homicida en la carta que escribió con su puño y letra, en la que enfatizó el estrés que le provocaba vivir en su casa junto a sus familia que además de dejarle varias labores domésticas, su hijo era muy grosero y maleducado con él.

El asesino estaba cansado de su familia

Marcelo Fabián se suicidó tras cometer el crimen. Foto: TN

“Era algo insoportable y estresante llegar todos los días de trabajar y problemas tras problemas y yo no hacía más nada que trabajar, cocinar y dormir”, señaló el hombre estresado quien agregó que todos siempre se quejaban por todo.

“Los maté porque me tenían cansado… El nene era muy contestador y maleducado… Todo era un problema, se quejaba de todo”, sostuvo.

En el final de la misiva, Marcelo Fabián indicó que finalmente llegó a su límite y explotó “Me levanté sin decir nada, agarré el martillo, entré a la pieza sin mediar palabras y le di 10 martillazos en la cabeza y luego fui al futón y le di otros 10 martillazos al p******”.

“Solo me queda pedir perdón, pero el perdón no arregla lo que hice. No le digan a mi vieja, tírenme al arroyo y listo”: Marcelo Fabián.

Las autoridades detallaron que al interior de la vivienda se encontraron restos de cocaína y manchas de sangre de las dos víctimas que el agresor finalmente metió en el congelador del refrigerador para conservar sus cuerpos para que los pudieran velar, según medios locales.

Si sufres o conoces a alguien que necesita ayuda puedes llamar al número de atención telefónica Línea de la Vida 800 911 2000. Funciona las 24 horas de los 365 días del año a nivel nacional. Los especialistas te acompañan de manera personalizada dando seguimiento a tu necesidad hasta la conclusión de la misma.

SIGUE LEYENDO:

Atrapan a una mamá abusando sexualmente de un niño que estaba desaparecido: era amigo de sus hijos

Ataca a sus roomies por tener la casa sucia: mata a martillazos a una mamá y deja a sus hijos en agonía

VIDEO | El secuestro de una familia termina en tragedia: los mataron a todos, incluida una bebé