ORBE

Brasil: Casos de COVID-19 se cuadruplican

El incremento fue en una semana, además, ciudades suman brote de influenza

MUNDO

·
BRUSELAS. Pese a que los contagios se elevan, las protestas no cesan en Europa. Foto: REUTERS

Brasil encara una nueva ola de COVID-19, en medio del avance de la variante Ómicron, que ha cuadruplicado los casos en una semana y cuyo impacto real se desconoce por la falta de test y los problemas informáticos para el recuento de los datos.

Los positivos en el país sudamericano, uno de los más azotados por la pandemia, se dispararon desde los 56 mil 881 notificados, entre el 26 diciembre y el 1 de enero hasta los 208 mil 018 de la última semana, según el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

La explosión de infectados con coronavirus coincide, además, con brotes de influenza del virus H3N2 que han puesto contra las cuerdas a los sistemas de atención primaria de grandes ciudades del país, como Sao Paulo y Río de Janeiro.

Sin embargo, las muertes se mantienen en un nivel estable, sobre las 100 diarias, y el incremento abrupto de casos no está presionando, por el momento, las unidades de cuidados intensivos.

Por su parte, Bolsonaro sigue con su cruzada contra la vacunación antiCOVID de los niños de entre 5 y 11 años, autorizada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria el pasado 16 de diciembre y sólo liberada por el gobierno 20 días después.

Mientras, la ciudad de Tianjin, en el norte de China, recomendó ayer a sus 14 millones de habitantes que permanecieran en casa, mientras se efectuaban test masivos, tras detectar varios casos, algunos de ellos de Ómicron.

Por otra parte, miles de personas marcharon ayer por la capital de la República Checa para protestar contra la vacunación obligatoria para ciertos grupos y profesiones.

Los manifestantes se reunieron en el centro de Praga para cuestionar la efectividad de las vacunas y rechazar la inmunización de los niños.

PAL