GLACIARES

Glaciares han perdido hielo en TODAS las regiones polares desde el 2000 y no hay nada que hacer

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC), los glaciares seguirán perdiendo hielo durante varias décadas aunque la temperatura global del planeta se estabilice.

MUNDO

·
Groenlandia y la Antártida han perdido hielo desde 1990. Foto: Especial

Este lunes se publicó el nuevo informe sobre el cambio climático del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC), que señala que los efectos ambientales serán irreversibles durante milenios.

Además, el documento afirma que los glaciares han perdido superficie helada en todas las regiones polares desde el año 2000 y lo seguirán haciendo durante varias décadas aunque la temperatura global del planeta se estabilice.

Te recomendamos: ¿Estamos condenados? Aumento de emisiones de CO2 elevará la mortalidad, advierte estudio

El informe presentado por el (IPCC) señala que las dos principales capas de hielo (Groenlandia y la Antártida) han estado perdiendo masa desde al menos el año 1990, con la mayor tasa de pérdida durante 2010-2019, y se prevé que seguirán perdiendo.

De acuerdo con la agencia 'EFE', las temperaturas medias anuales del aire en superficie y las precipitaciones seguirán aumentando durante el siglo XXI bajo todos los escenarios de emisiones evaluados en ambas regiones polares.

Existe una "alta confianza" en que la precipitación media y la intensidad de la precipitación aumentarán, pues se prevé que el Ártico esté dominado por las precipitaciones y en la Antártida las precipitaciones aumentarán en las regiones costeras.

Aumento en la temperatura global

El escrito, elaborado por 234 autores de 66 países, señala que el escenario más catastrófico que se podría generar si las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se duplican es un aumento de 4 grados en la temperatura global.

¿Eso qué significa? Que cada grado generaría 7% más de precipitaciones en el mundo, ocasionando un aumento de tormentas, inundaciones y otros desastres naturales desastrosos. Además, esos 4 grados generarían olas de calor extremo que se podrían multiplicar hasta en 9.4 veces, es decir, al menos una ola de calor al año.

¿De verdad no hay nada que hacer?

Según el informe del IPCC, el mejor de los escenarios es reducir las emisiones de carbono netas a cero para mitad de siglo para evitar que continúe el aumento de temperatura en el planeta o incluso alcance una reducción de 1.4 grados a finales de siglo.

Sin embargo, esta medida se ve poco viable de realizar, pues implica un cambio en muchos sentidos, desde la producción en las industrias hasta en los hábitos alimenticios de los humanos.