TALIBANES

Afganistán: Directora de cine graba su huida de Kabul tras llegada de talibanes | VIDEO

"Me llevé a mi familia. Dejo mi casa, dejo mi automóvil, dejo mi dinero, dejo todo lo que tengo", dijo la directora de cine afgana Sahraa Karimi.

MUNDO

·
La directora de cine Sahraa Karimi grabó la llegada de los talibanes a Kabul. Foto: Instagram/sahraakarimi

Sahraa Karimi, directora de cine de Afganistán y primera mujer en dirigir la Organización del Cine Afgano, grabó el momento exacto en el que decidió huir de Kabul tras la llegada de los talibanes. En el video aparece corriendo por las calles con una clara expresión de miedo y desesperación.

La cineasta logró abandonar el país asiático tomado por el régimen talibán junto a sus hermanos y sobrinas. La cineasta contó a la agencia 'Reuters' que su huida se produjo con la ayuda de los gobiernos de Turquía y Ucrania, donde se encuentra con su familia en un hotel de Kiev.

"Me llevé a mi familia. Dejo mi casa, dejo mi automóvil, dejo mi dinero, dejo todo lo que tengo. No apoyan el arte, no valoran la cultura y nunca apoyarán este tipo de cosas", dijo Sahraa Karimi.

Te recomendamos: Afganistán: Personas caen desde un avión en pleno vuelo tras intentar huir de talibanes en Kabul | VIDEO

La cineasta es la primera y única mujer en Afganistán con doctorado en cine. Foto: Instagram/sahraakarimi

Así grabó la llegada de los talibanes

Tras salir del banco y no poder encontrar un taxi para volver a casa, Sahraa Karimi corrió por las calles. La directora, cuya película 'Hava, Maryam, Ayesha' se presentó en el festival de cine de Venecia en 2019, se grabó huyendo en un video publicado en su cuenta Instagram.

"Lamentablemente, los talibanes entraron en Kabul y nos detuvieron... Ruega por nosotros", escribió en la red social.

Según 'Reuters', ella y su familia tenían que salir en un vuelo que evacuaba a ciudadanos ucranianos, pero mientras miles de afganos se aglutinaron en el Aeropuerto de Kabul con la esperanza de escapar, el acceso a su vuelo se complicó y partió sin ellos.

"El momento en que perdimos el primer avión fue el más triste de mi vida, porque pensé: 'Bueno, ya no podemos irnos, nos quedamos'", lamentó y añadió que le preocupaba que los talibanes le hicieran algo a su familia y no a ella.

Tras perder el primer avión, Sahraa Karimi volvió a ponerse en contacto con los funcionarios que la ayudaban y le dijeron que se apartara de la multitud. Horas después, unas personas a las que no identificó llevaron a su familia a otra parte del aeropuerto, desde donde ella y su familia volaron con destino a Ucrania.