CO2

Tras pandemia de Covid-19 niveles de CO2 se dispararán, advierten expertos

Se estima que las emisiones mundiales de CO2 alcanzarán niveles récord en 2023 y seguirán en aumento en los años siguientes.

Los gobiernos deberían plantearse políticas públicas para controlar el CO2, afirma la Agencia Internacional de la Energía. Foto: Especial.
Escrito en MUNDO el

La reactivación tras la finalización de la pandemia de Covid-19 sin nuevas políticas presupuestarias y sin inversión en energía limpia, sólo provocará que hay golpes económicos cuya recuperación costará caro a nuestro planeta y provocará más problemas, advierte la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en un nuevo comunicado. 

La AIE precisó que en la actualidad únicamente el 2% de las ayudas fiscales destinadas a relanzar la economía post covid se dirige a las transiciones de energía limpia, lo cual no sería suficiente para un entorno sustentable, por lo que se estima que las emisiones mundiales de CO2 alcanzarán niveles récord en 2023 y seguirán en aumento en los años siguientes, dejando al mundo "muy lejos de la senda hacia las emisiones netas cero para 2050".

El cambio climático empeoraría. Foto: Especial.

Los gastos se incrementarán y las consecuencias serán peores que en la pandemia

El organismo calcula que con el gasto total, tanto público como privado, en las energías limpias solo aumentaría hasta unos 350 mil millones de dólares al año para 2030, lo que constituye un 35% de lo que esperaba la agencia. En el plan de la AIE, hecho en colaboración con el Fondo Monetario Internacional, se recomienda un gasto mundial de un billón de dólares en las energías limpias, inversión que también impulsaría el crecimiento económico a nivel global, permitiendo crear millones de puestos de trabajo.

La agencia también encontró disparidades geográficas muy marcadas a la hora de invertir en energías limpias. La mayoría de los fondos para estos propósitos provienen de economías avanzadas, pero las economías emergentes y en desarrollo, muchas de las cuales tienen recursos fiscales limitados, contribuyeron un 20% del gasto recomendado. Consideran que de no cambiar la tendencia, las consecuencias climáticas desencadenarán más tragedias ecológicas. 

msb