MUNDO

Científicos alertan de posible tsunami que sería devastador en ciudades costeras del mundo

Algunos de los lugares más vulnerables ante la identificación de un nuevo tsunami, son la Bahía de San Francisco, la bahía de Izmit en Turquía y el golfo de Al Áqaba en Egipto

Foto: Freepik
Escrito en MUNDO el

Luego de que la pandemia de Covid-19 aterrorizara al planeta, una nueva amenaza podría llegar ahora a poner en riesgo al mundo. Se trata de un posible tsunami que identificaron un grupo de investigadores.

Hoy, 10 de mayo, estos científicos revelaron a través de una publicación en una revista de ciencias, que diversas zonas costeras del mundo podrían estar en peligro debido a este fenómeno, como el área de la Bahía de San Francisco, la bahía de Izmit, cerca de Estambul, en Turquía y el golfo de Al Áqaba en Egipto.  

Este tsunami se estaría generando por fallas submarinas de deslizamiento de la corteza terrestre, de acuerdo al artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, donde citan que “el movimiento lateral y la energía generada en las fallas de deslizamiento pueden producir tsunamis significativos por sí mismos”.

Anteriormente, se creía que solo podían generar un tsunami si también desencadenaban deslizamientos de tierra bajo el agua. Pero ahora los científicos demostraron que el riesgo es mayor, puesto que el movimiento lateral y la energía generada en las fallas de deslizamiento pueden producir por sí mismos tsunamis significativos. Es como sostener una taza de agua en la mano y agitarla horizontalmente, afirman los investigadores.

Para que se produzca un fenómeno natural de este tipo, los investigadores descubrieron que es necesario un terremoto denominado intersónico, es decir, aquellos en que la ruptura ocurre tan rápido que el movimiento en la línea de falla es más rápido que las ondas de corte sísmicas generadas en la corteza.

“Esto da lugar a tres fases que se unen: el movimiento inicial y las ondas de choque, el desplazamiento del agua durante el terremoto y el movimiento de la ola del tsunami resultante”, subrayó el artículo.

Ahora fueron identificados varios lugares del planeta que podrían ser vulnerables, sobre todo, lugares con bahías, ya que si ocurren dentro de estrechos confines, dejan muy poco tiempo de advertencia para la costa.

AV