¿Vivimos por casualidad? La Tierra se pudo haber quedado sin oxígeno hace millones de años

Pero hace 2 mil 430 millones de años, algo sucedió: los niveles de oxígeno comenzaron a subir, luego a caer, acompañados de cambios masivos en el clima.

¿Vivimos por casualidad? La Tierra se pudo haber quedado sin oxígeno hace millones de años
¿Fue mera suerte que las condiciones de vida se dieran? Foto: Especial.

La vida en la Tierra como la conocemos puede que sea una casualidad. Esto porque la transición de la Tierra a albergar permanentemente una atmósfera oxigenada fue un proceso que tomó 100 millones de años más de lo que se creía anteriormente, según un nuevo estudio.

La investigación sugiere que cuando nuestro planeta se formó por primera vez hace 4 mil 500 millones de años, la atmósfera casi no contenía oxígeno. Pero hace 2 mil 430 millones de años, algo sucedió: los niveles de oxígeno comenzaron a subir, luego a caer, acompañados de cambios masivos en el clima, incluyendo varias glaciaciones que pueden haber cubierto todo el mundo con hielo.

Pero en el periodo de hace 2 mil 300 millones de años la Tierra pudo haber quedado sin oxígeno y con ello ninguna forma de vida como la conocemos existiría. Aunque los científicos sostienen que el oxígeno creado en el Gran Evento de Oxidación fue producido por cianobacterias marinas.

En sus investigaciones encontraron que después del tercer evento de glaciación la atmósfera estaba libre de oxígeno al principio, luego subió y cayó de nuevo. El oxígeno volvió a aumentar hace 2 mil 320 millones de años, el punto en el que los científicos pensaban anteriormente que el aumento era permanente. 

¿Parecido con la actualidad?

El coautor del estudio Andrey Bekker, geólogo de la Universidad de California, Riverside, explicó que todavía están averiguando qué causó todas estas fluctuaciones, pero tienen algunas ideas. Un factor clave es el metano, un gas de efecto invernadero que es más eficiente para atrapar calor que el dióxido de carbono.

Hoy en día, el metano juega un pequeño papel en el calentamiento global en comparación con el dióxido de carbono, porque el metano reacciona con el oxígeno y desaparece de la atmósfera en aproximadamente una década, mientras que el dióxido de carbono se queda durante cientos de años. Pero cuando había poco o ningún oxígeno en la atmósfera, el metano duró mucho más y actuó como un gas de efecto invernadero más importante.

Tras quedar todo en hielo, la actividad volcánica finalmente impulsó los niveles de dióxido de carbono lo suficientemente altos como para calentar el planeta de nuevo. Y mientras la producción de oxígeno se retrasaba en los océanos cubiertos de hielo debido a que las cianobacterias recibían menos luz solar, el metano de volcanes y microorganismos comenzó a acumularse de nuevo en la atmósfera, calentando aún más las cosas.

Todo encontró su equilibrio

Eventualmente, otro cambio geológico rompió este ciclo de oxigenación-glaciación. El patrón parece haber terminado hace unos 2 mil 200 millones de años cuando el registro de rocas indica un aumento en el carbono orgánico enterrado, lo que sugiere que los organismos fotosintéticos estaban teniendo un apogeo.

msb


Compartir