VIDEO: ¡Viajero accidental! Morsa se queda dormida en un iceberg en el Ártico y llega a Irlanda

Una morsa cayó en un profundo sueño y despertó en otro lugar, debido a que el bloque de hielo se desprendió de la costa.

VIDEO: ¡Viajero accidental! Morsa se queda dormida en un iceberg en el Ártico y llega a Irlanda
morsa. Morsa se queda dormida y despierta en otro lugar

Una morsa se quedó dormida en un iceberg del Ártico y despertó en otro lugar debido a que el bloque de hielo se desprendió de la costa. Fue hasta dos días después que la morsa despertó desorientada, hambrienta y agotada cuando llegó a las costas de Irlanda.

Una niña de cinco años encontró al animal llorando cerca de la costa. Su padre, Alan Houlihan, dijo a un medio local: “pensé que era una foca al principio, y luego vimos los colmillos”.

La morsa que se quedó dormida

Después de un intenso día de caza, es común que las morsas se queden dormidas en las costas del Ártico. Suben a los pedazos de hielo para recuperarse y recobrar fuerzas.

Por su peso y dimensiones, es difícil que las morsas lleguen hasta Irlanda. Aunque tampoco se descarta que el cambio climático esté afectando la ruta de las plataformas de hielo hasta arrastrarlas por las corrientes.

La primera vez que se vio a una morsa en las costas irlandesas fue en 1897, pero no volvió a verse otro ejemplar hasta los años 80. Desde entonces han aparecido al menos 20 animales de este tipo.

Los científicos que se encargaron de reubicarla aseguraron que la morsa es joven debido a la longitud de sus colmillos, de 30 centímetros. Los colmillos de una morsa adulta llegan a medir hasta un metro.

El biólogo Kevin Flannery explicó a The Independent que posiblemente la morsa ni siquiera se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo.

“Yo diría que lo que sucedió es que se quedó dormido en un iceberg y se fue a la deriva, y luego se fue demasiado lejos, en el Atlántico medio o en algún lugar así, posiblemente en Groenlandia”, explicó el científico.

Agregó que para regresar a casa la morsa debía recuperar fuerzas, pues estaba deshidratada y exhausta. Por esa razón quedó bajo la supervisión del zoológico local. Será cuestión de tiempo esperar a que se recupere para reubicarla en su hábitat natural.

chp


Compartir