Religiones a la baja: Número de ateos crecerá en el mundo en los próximos años, asegura estudio

Prácticamente desde el comienzo de la humanidad, la religión ha acompañado al hombre como una cosmología única e individual de la vida que en gran medida da explicación a cosas que no podemos comprender

Religiones a la baja: Número de ateos crecerá en el mundo en los próximos años, asegura estudio
Según un estudio encabezado por el psicólogo irlandés Nigel Barber, el ateísmo está creciendo aceleradamente en el mundo. FOTO: ESPECIAL

Desde hace ya varios años el número de personas no creyentes o ateas ha ido a la alza en el mundo, esto en gran medida a que conforme pasan los años el pensamiento de las personas tiende a cambiar, lo que aunado a los escándalos que han envuelto a varias religiones han disparado el número de personas que no creen en ninguna religión.

Prácticamente desde el comienzo de la humanidad, la religión ha acompañado al hombre como una cosmología única e individual de la vida que en gran medida da explicación a cosas que no podemos comprender.

Asimismo ha sido la causante de peleas, guerras y hasta masacres realizadas “en el nombre del señor”.

Ateísmo crece a pasos agigantados

Según un estudio encabezado por el psicólogo irlandés Nigel Barber, el ateísmo está creciendo aceleradamente en  el mundo, por lo que se estima que llegará a superar al número de personas religiosas antes de 2038.

Desde su punto de vista el especialista considera a la religión como un mecanismo para tratar las emociones desagradables asociadas con experiencias de vida difíciles, es por ello que cuando se pierde a un ser amado, existe enfermedad u otra situación complicada se recurre a la religión como refugio encomendarse a un “ser superior”.

Es justamente partiendo de esta idea que Barber señala que se puede entender la mecánica del ateísmo, pues considerando esta condiciones, en los países con mejor nivel de vida se están volviendo no creyentes, debido a que no existen las mismas carencias, necesidades y problemas que en naciones en vías de desarrollo.

Asimismo otros estudios apuntan a que a mayor conocimiento menor fe se expresa, es por ello que reconocidos científicos cada vez más terminan apartándose de la fe o directamente se adscriben al ateísmo.

Una de las conclusiones de este estudio señala que se ha demostrado que los países con creencias religiosas divididas, como Canadá y Francia, son países que suelen tener las más altas calificaciones en moralidad, confianza social, igualdad económica y tienen índices de criminalidad más bajos que los países con un mayor número de creyentes religiosos


Compartir