Dispara a sangre fría a sus vecinos y luego se suicida, todo por no recoger la nieve

Ante las tormentas invernales en los Estados Unidos, una pareja removía la nieve de su jardín y la aventaba al del vecino, lo que desencadenó la tragedia

Dispara a sangre fría a sus vecinos y luego se suicida, todo por no recoger la nieve
FOTO: Especial

Una pelea que comenzó porque una pareja retiraba nieve de su jardín y la arrojaba al del vecino terminó con tres personas muertas, en un caso de un asesinato-suicidio, de acuerdo con los fiscales de Pensilvania, Estados Unidos. 

El suceso tuvo lugar en Plains Township, en los suburbios de Scranton, y se cobró la vida de James Goy, de 50 años, y su esposa, Lisa Goy, de 48 años. Así como de Jeffrey Spaide, de 47 años, se quitó la vida cuando la policía se acercó.

Debido a la tormenta invernal que ha azotado a gran parte de Los Estados Unidos, los Goy salieron a remover la nieve de su jardín, pero la arrojaban al patio de su vecino Spaide. Cuando él se dio cuenta, les pidió que se detuvieran. En cambio, James tiró su herramienta y fue hacia Spaide para darle un puñetazo. Además, la pareja comenzó a insultarlo, de acuerdo con las imágenes que han circulado de un video de vigilancia en la zona. 

Posteriormente, Spaide volvió a su casa y sale con una pistola, pero los Goy continuaron con el abuso verbal y lo desafiaron a disparar, con Lisa gritando: '¡Adelante! ¡Adelante!'. 

Sin pensarlo, Jeffrey abrió fuego contra ellos en múltiples ocasiones. Después regresó a la escena con un rifle AR-15, con el que les disparó de nuevo.

"Deberías haber mantenido la boca cerrada", le dice a Lisa mientras aprieta el gatillo.

De acuerdo con los fiscales de Pensilvania, cuando los policías iban llegando al sitio donde ocurrió el incidente, Spaide se mató de un tiro dentro de su casa. 

Eesos vecinos ya habían tenido disputas anteriormente, pero no habían sido remitidas a las autoridades, reveló el jefe de policía Dale Binker a CNN.

La familia Goy tenía un hijo de 15 años con autismo que ahora vive con sus abuelos.

CRS


Compartir