Estafan con venta de vacunas

En la dark web ofrecen supuestas dosis o se aprovecha la búsqueda de las inyecciones para robar datos

Estafan con venta de vacunas
MODO EXPRÉS. En la Universidad de California hay máquinas expendedoras que entregan pruebas de COVID-19. Foto: EFE

Mientras millones de personas esperan su turno para recibir una vacuna contra el COVID-19, algo que podría tardar meses, estafadores en línea, usando correos electrónicos y aplicaciones de mensajería, atraen a víctimas afirmando que pueden entregar la inyección en pocos días por apenas 150 dólares.

Este tipo de fraudes está en aumento, según funcionarios gubernamentales de Europa y Estados Unidos que advierten al público de timadores que buscan dinero y datos personales.

Una búsqueda  en línea, en foros de la dark web y en la aplicación de mensajería Telegram, encontró siete diferentes ofertas de presuntas vacunas contra el COVID-19.

Las estafas incluyen correos electrónicos que prometen presuntas listas secretas para acceder a una vacunación anticipada y robots que hacen llamadas telefónicas pretendiendo ser agencias del gobierno. 

El FBI de Estados Unidos y la Interpol, entre otros, han advertido de la aparición de tramas fraudulentas relacionadas a la pandemia, señalando que las falsas curas y las vacunas promovidas en sitios de internet falsos podrían representar amenazas y un riesgo significativo para la salud de las personas, incluso para sus vidas.

Los dominios de internet que contienen la palabra vacuna en combinación con COVID-19 o coronavirus crecieron más del doble desde octubre a cerca de 2,500 en noviembre, cuando las primeras vacunas legítimas estaban cerca de recibir las aprobaciones de reguladores, según la firma de ciberseguridad Recorded Future.

"Hasta ahora, muchos de estos dominios parecen ser registros oportunistas, pero algunos se utilizarán para intentos de phishing para que la gente haga clic en enlaces (maliciosos)", dijo Lindsay Kaye, de Recorded Future.

RECOMIENDAN RETRASO

La OMS recomendó ayer demorar "entre 21 y 28 días" la administración de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, un intervalo que en casos excepcionales podría llegar a 42 días, con el fin de aumentar el número de personas que puedan recibir la primera dosis. También se llamó a retrasar la inmunización para quienes ya sufrieron el COVID-19. 

 

Por Reuters, AFP y EFE


Compartir