Estudio revela SECRETO para reducir MUERTES por Covid-19

Científicos proponen crear microambientes que permitan a las personas del mismo grupo de edad continuar socializando, lo cual resulta de especial importancia para la población mayor

Estudio revela SECRETO para reducir MUERTES por Covid-19
FOTO: Filip Bunkens / Unsplash

Las tasas de mortalidad por COVID-19 pueden reducirse si las personas se reúnen solo con otras de su misma edad. Esto fue relevado por un estudio de la Universidad de Haifa, en Israel, que desarrolló un modelo computacional para examinar la distribución del virus en cuatro grupos de edad: 0 a 14, de 15 a 34, de 35 a 54 y de 55 para arriba.

Cada grupo de edad se reunió solo con miembros de la familia que viven en la misma casa y con otras 14 personas de su propio grupo de edad. Todos los participantes mantenían distanciamiento social y usaban mascarilla.

Los investigadores crearon cinco escenarios en los que permitían o restringían las interacciones entre grupos de edad. En el tercer caso, cuando pacientes de 0 a 54 años se agruparon juntos y no se les permitía el contacto con personas de más de 55 años excepto si compartían hogar, "la mortandad por COVID-19 bajó al 60 %", indicó la Dra. Shani Stern, autora principal del estudio.

Mientras que en el quinto escenario en donde se eliminaron todas las conexiones fuera del grupo de edad, "la reducción de mortalidad llegaba al 92%-93%”.

"Con la ayuda del modelo matemático que construimos, descubrimos que la tasa de mortalidad por COVID-19 puede reducirse asegurando la segregación por edad en los encuentros personales. Los diferentes grupos de edad, y en particular las personas mayores, deberían poder conocer a otros en su propio grupo de edad abriendo tiendas, cines y restaurantes en horarios especiales reservados exclusivamente para ellos", explicó Stern.

Con base en los resultados, los científicos proponen crear microambientes que permitan a las personas del mismo grupo de edad continuar socializando. Por ejemplo, en un supermercado o restaurante.

"Esto prevendría el cierre de negocios al tiempo que se protege a la población y no se aísla completamente a la población mayor, quien necesita interacción social más que el resto", destacó.

El estudio publicado en la revista Open Biology busca proponer opciones prácticas para que, hasta que no lleguen soluciones médicas, la vida pueda desarrollarse con menor mortalidad y mayor normalidad.


Compartir