MUNDO

Trump, aún con Covid-19, se quita el cubrebocas antes de entrar a la Casa Blanca: VIDEO

El mandatario regresó a la Casa Blanca en helicóptero desde el hospital militar Walter Reed en las afueras de Washington, poco después de anunciar en Twitter su intención de reanudar "pronto" su campaña

MUNDO

·
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó este lunes el hospital militar donde se encontraba internado tras ser tratado por COVID-19. Foto: Especial

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enfermo de Covid-19, se quitó la máscara y levantó el pulgar al llegar el lunes por la tarde a la Casa Blanca tras ser dado de alta del hospital donde permaneció los últimos tres días.

El mandatario, de 74 años, regresó a la Casa Blanca en helicóptero desde el hospital militar Walter Reed en las afueras de Washington, poco después de anunciar en Twitter su intención de reanudar "pronto" su campaña para un segundo mandato.

TRUMP ES DADO DE ALTA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó este lunes el hospital militar donde se encontraba internado tras ser tratado por COVID-19, pese a una ola de infectados por la enfermedad en la Casa Blanca a cuatro semanas de las elecciones.

Usando una mascarilla, Trump caminó desde el hospital hasta una limusina que lo llevó al Marine One para abordar un corto vuelo en helicóptero rumbo a la Casa Blanca.

"Me siento realmente bien. No le tengan miedo al COVID. No dejen que domine sus vidas. Bajo la administración Trump hemos desarrollado algunas vacunas y conocimientos geniales. Me siento mejor de lo que me sentía hace 20 años", escribió el mandatario en Twitter poco antes de dejar el centro de salud.

El equipo médico de Trump, de 74 años, le ha administrado el esteroide dexametasona, que habitualmente se emplea en pacientes con síntomas más graves de COVID-19.

El periodo normal de cuarentena para cualquier persona que haya dado positivo del nuevo coronavirus es de 14 días.

Trump, ha cumplido o excedido todos los criterios estándar del hospital para ser dado de alta y, aunque todavía no está fuera de peligro, puede irse a casa, dijo por su parte su médico, el Dr. Sean P. Conley.

Con información de Agencias