JALISCO

¿Tejuichela? De qué se trata esta combinación jalisciense

La “Tejuichela” se puede encontrar en diversos establecimientos y restaurantes de Guadalajara y sus alrededores

ESTILO DE VIDA

·
Hay quienes prefieren el tejuino de forma tradicional. MihermosaGuadalajara.

El tejuino es una bebida tradicional de México, se consume en diversos estados de la república, entre ellos Jalisco, lugar donde actualmente se ha puesto nuevamente de moda y cada vez son más jóvenes, niños y adultos los que la disfrutan.

Debido a su popularidad, los consumidores y vendedores de tejuino han optado por darle toques especiales y probar con la combinación de diversos ingredientes para hacer más espectacular el producto.

Con este objetivo, nace la “Tejuichela”, que tal y como su nombre lo dice es la mezcla de tejuino con cerveza, hay quienes también le agregan hielo y chile en polvo y limón.

La “Tejuichela” se puede encontrar en diversos establecimientos y restaurantes de Guadalajara y sus alrededores, o hay quienes prefieren hacerla desde la comodidad de su hogar o reunión, siempre y cuando hayan adquirido los ingredientes previamente y comprado el tradicional tejuino en uno de los triciclos que se encuentran por muchos rincones de la ciudad.

¿Qué es el tejuino?

Es una bebida popular de Jalisco y en la zona Occidente de México y su consumo se ha extendido a otros Estados de la república como Veracruz, Nayarit, Michoacán, Baja California Sur y Colima.

Según una investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) el tejuino es un tipo de cerveza a base de maíz con un proceso de malteo donde el grano del maíz se germina con agua, se interrumpe la germinación para cocerlo e hidrolizar la mayor cantidad de azúcares (almidones) y la malta resultante se fermenta.

Es una cerveza viscosa con un alto contenido alcohólico que los tarahumaras utilizan en ceremonias religiosas tradicionales, es una bebida que consumen tanto los adultos como los menores de edad de la comunidad.

El tejuino se elabora de dos maneras, a partir de masa de maíz fermentada que después se formula con piloncillo y agua para obtener la bebida y se sirve con sal y limón. La segunda, la cual es el proceso más común, consiste en un atole fermentado.