BIRRIA

Conoce a la Perla Tapatía, la MADRE de todas las BIRRIAS en la Ciudad de México

Ya sea de borrego, de chivo o de res; no hay nada mejor que una birria tradicional jalisciense para comenzar tu día

El lugar es tan famoso que ha tenido a personajes como Chuponcito. Foto: Especial
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Dicen que no hay mejor platillo para curar la resaca que la birria, la cual es un caldo que se prepara a base de carne de borrego, chivo o de res, con una salsa compuesta por chiles secos y especias como el laurel, orégano, ajo, jitomate y cebolla.

Por ello, es que te diremos a continuación donde puedes este plato tradicional mexicano en la Ciudad de México.

Es importante destacar que, la birria nació en la época del virreinato, es decir, en el siglo XVII cuando en la Provincia de Ávalos, Jalisco, hubo una sobrepoblación de chivos, motivo por el cual, españoles regalaron una parte a los nativos con la idea de que esa carne les resultaría mala. Sin embargo, fue todo lo contrario, ya que la inventiva indígena originó uno de los platillos más sobresalientes en la gastronomía mexicana.

 

La conocida Perla Tapatía de la 101

Para llegar este local, el cual fue fundado en 1993, lo único que debes de hacer es ir Avenida Congreso de la Unión en la colonia Belisario Domínguez. Ahí, deberás buscar el número 5127, recinto que estará localizado entre dos lugares más, los cuales venden pozole y caldo de gallina.

Si lo que encontraste fue un lugar en apariencia pequeño, con unos grandes tambos metálicos y unas chicas haciendo tortillas a mano, has llegado al lugar correcto pues aunque pareciera poco espacioso al momento de entrar, el lugar tiene bastantes mesas para que los comensales puedan disponer de ellas.

Además, verás desde un comienzo como los meseros ya están sirviendo de ollas descomunales la estrella de la casa, la cual viene servida de caldo y su famosa carne, la cual puede ser de borrego o de chivo. Por lo cual, lo único que debes hacer es esperar a que un mesero te atienda y pedir.

Si lo quieres es solo el consomé, no hay ningún problema, pues puedes ordenar también tacos de birria, sopes y quesadillas para acompañar al rey de la Perla Tapatía.

Lo mismo se puede decir de las bebidas, ya que aunque hay refrescos así como aguas de sabor para acompañar tu platillo, también puedes acompañarlos con cervezas e incluso micheladas para darte ese bajón cuando de una resaca se trata.

Para cerrar con broche de oro, la Perla Tapatía también te ofrece postres como lo son el arroz con leche y las gelatinas. Sin embargo, otra estrella de la casa es la famosa jericalla, la cual consiste en un flan hecho a base de leche, huevo, canela y azúcar quemada.

Finalizada tu comida, lo único que tendrás que hacer es pagar tu cuenta, la cual rondará entre unos 150 a 300 por persona.