¿Cómo se aplica la estimulación temprana? Ejercicios que puedes emplear con tu bebé

La estimulación temprana sirve para desarrollar al máximo las capacidades de nuestro bebé

¿Cómo se aplica la estimulación temprana? Ejercicios que puedes emplear con tu bebé
Foto: Especial

Desde hace unos años para acá es tendencia llevar a los bebés a clases de estimulación temprana para que guíen y apoyen a los papás a estimular el desarrollo de los pequeños, actualmente existen muchas ofertas atractivas en el mercado con planes y programas para lograrlo, aunque también por los que estamos viviendo es mejor que en casa los lleves a cabo sin necesidad de asistir a un centro de apoyo.

Estos ejercicios se pueden realizar de forma efectiva en casa, aquí damos una pequeña guía para ponerla en práctica con el nuevo integrante de la familia.

Ejercicios para nuestro bebé

Realiza las siguientes recomendaciones  que te damos para iniciarla:

  • Realizar las actividades en un ambiente seguro y relajado.
     
  • Resaltar y celebrar el logro y esfuerzo del pequeño.
     
  • No forzar al bebé, al contrario respetar su proceso y desarrollo de forma gradual.
     
  • La participación de ambos padres es importante durante la estimulación en la medida de lo posible.
Foto: Especial
  • Establecer un horario será importante para el bebé.
     
  • Hay que ser constante en la realización de las actividades.
     
  • Es importante repetir los ejercicios y poner música que le guste al pequeño.
     
  • Echa a volar tu imaginación para hacer los materiales de trabajo y evitar gastar.
     
  • No realizar la rutina de ejercicios después de comer.

Puedes iniciar con

  • Masajes, estos nunca pasarán de moda y sus beneficios son muchos, relajan y estimulan todas las partes del cuerpo del bebé, lo puedes hacer con su crema habitual, aceite esencial de forma suave,  con un cepillo, esponja, guante haciendo movimientos circulares, ascendentes y descendentes.
     
  • Estirar y flexionar las distintas partes del cuerpo iniciando con los dedos de los pies y manos, brazos y piernas, espalda, hombros, cabeza así como ir apretando de forma suave  todo su cuerpo.
     
  • Enfrentarlo a distintas texturas para que vaya experimentando lo que le provoca e intente alcanzar o tocar objetos próximos lo favorece mucho, permitirle que manipule objetos de forma libre.

  • Acostarlo en distintas posiciones para que intente moverse y de esa manera vaya afinando los movimientos.
     
  • Es importante que explore con sus cinco sentidos el mundo, de esa forma se apropia de él y se va familiarizando con todo lo que le rodea.
     
  • Abrazarlo, besarlo y decirle lo mucho que lo quieres también fortalece mucho su desarrollo, autoestima y área socioemocional.
     
  • Hablarle en todo momento, para enseñarlo a gesticular, hacer sonidos guturales y que intente emitir sonidos.
     
  • La lectura de cuentos aunque sean pequeños ayudará mucho a construir más adelante el lenguaje y la construcción del pensamiento.
     
  • Comprarle juguetes adecuados para su edad.
     
  • Ponerle objetos y luego moverlos para que lo siga y ejercite los movimientos oculares.
     
  • Conforme vaya creciendo pruebe distintos sabores; dulce, ácido, amargo, salado, etc.
     
  • Se favorecen mucho jugando con mantitas y artículos cotidianos.
     
  • Hay muchos tutoriales en internet que nos apoyan en esta parte de la estimulación temprana, infórmate, comenta con tu pediatra y ponlos en práctica siempre y cuando lo vaya tolerando tu bebé.
     
  • Si no te animas hacerlo, recurre a un centro especializado en estimulación para que te orienten y apoyen.
     
  • Recuerda que los primeros años de vida del bebé son cruciales para el desarrollo a lo largo de la vida, de la estimulación que le des dependerá mucho la forma de concebir el mundo.

 

¡OJO! Recordemos que la estimulación temprana se refiere a una serie de ejercicios y actividades con bases científicas que se aplican en las primeras etapas de la infancia de los pequeños cuyo objetivo es apoyar a desarrollar al máximo las capacidades físicas, intelectuales y sociales de los niños y niñas, para fortalecer las distintas áreas de desarrollo; cognitiva, motriz, lenguaje y socioemocional, está puede iniciar desde que el bebé se encuentra en el vientre poniéndole música, hablándole y creando espacios agradables para él.

 

 snd


Compartir