Zacatlán, el pueblo mágico que está entre las nubes

Uno de los fenómenos más curiosos y atractivos de la zona es el frío, acompañado de una niebla densa que, en los casos más extremos, no permite a las personas ver el camino

Zacatlán, el pueblo mágico que está entre las nubes
Zacatlán forma parte del programa de Pueblos Mágicos desde el 2011. Foto: Instagram @delasmanzanaszacatlan

Zacatlán es uno de los 217 municipios del estado y uno de los nueve pueblos mágicos de Puebla, forma parte del programa desde el 2011. La razón de su peculiar apellido es gracias a que el municipio es uno de los mayores productores de manzanas en todo el país. Seguido de una producción de 320 mil botellas de sidra rosada, gasificada, dulce, natural, de pera y durazno al año.

Ubicado al inicio de la Sierra Norte de Puebla, dentro de la Cuenca Hidrológica del Golfo, Zacatlán parece localizarse entre las nubes. Uno de los fenómenos más curiosos y atractivos de la zona es el frío, acompañado de una niebla densa que, en los casos más extremos, no permite a las personas ver el camino.

Foto: Instagram @karen_por_mexico vía @zacatlan_dturismo1821

Además, está la posibilidad de observar los vitrales de Zacatlán, elaborados con azulejos de colores, que cuentan la historia del universo y de la creación del pueblo. Otros de los lugares turísticos son el reloj floral en el Centro Histórico, el Museo de Relojería, la Sidrera de San Rafael y los múltiples templos y exconventos que forman la historia del lugar.

Foto: Instagram @delasmanzanaszacatlan

Belleza natural

Entre sus lugares turísticos destaca el Valle de Piedras Encimadas, un lugar en el que se pueden admirar formaciones rocosas formadas durante cientos de años. La altura de estas esculturas naturales puede llegar hasta los 20 metros. Parte de este valle es un destino ecoturístico, por lo que es ideal si lo que se busca es estar en contacto con la naturaleza. La cascada Tulimán es otra opción para apreciar la belleza natural del lugar.

Foto: Instagram @fotosjhh

Otra de las maravillas de este pueblo es el mirador de cristal, desde el que se puede apreciar la Barranca de los Jilgueros. Esta infraestructura de aproximadamente un kilómetro ofrece a quienes la visitan la posibilidad de disfrutar de una vista perfecta, debido a la combinación de los árboles con la niebla y las nubes.

Foto: Instagram @barrancajilgueros

aar


Compartir