¡Se cayó el bebé! ¿Qué hacer en caso de que tu hijo sufra una caída?

Cuando nuestro bebé sufre cualquier tipo de accidente, por pequeño que sea, somos las primeras en cerciorarnos de que no sea algo grave

¡Se cayó el bebé! ¿Qué hacer en caso de que tu hijo sufra una caída?
Cuando el bebé se cae lo mejor es mantener la calma. Foto: Especial

Las mamás estamos expuestas a la dolorosa y traumática experiencia de que se caiga el bebé, es algo que nos pone muy mal y más si fue a nosotras a la que le ocurrió el accidente porque la culpa es mayor y vamos por ahí recordando y lamentando el hecho sea por descuido. Sin duda es un momento que no nos gustaría tener que vivir, pero será inevitable que lo tengamos que pasar, aunque la mayoría de las caídas no son graves y mucho menos requieren una visita a urgencias.

9 Tips para actuar después de la caída del bebé

Por eso te damos algunos consejos útiles de cómo actuar inmediatamente después del suceso para evitar en la medida de lo posible que se agrave una situación inesperada que se puede prevenir o por el contrario si el golpe lo amerita apoyar de forma correcta a nuestro bebé.

  1.  Aunque es un instante de al menos unos segundos que se nos hacen eternos y parece imposible mantener la calma debemos de intentarlo para poder responder mejor y actuar de forma consciente a la situación.
     
  2. Nuestro instinto es levantarlo inmediatamente después de la caída tratando de ayudarlo, por eso tienes que estar tranquila y prevenir esa reacción casi instantánea de sacudirlo al recogerlo porque cuando hay un golpe severo en la cabeza justo se debe evitar incorporarlo para tratar de no agravar la situación.
     
  3. Si fue un golpe menor, hay que recogerlo, ver que reacciona, escuchar que llora desconsolado es buena señal, apapacharlo, decirle que lo sientes y que todo está bien funcionará mucho para que se calme y te permita localizar el área afectada, puedes desvestirlo para revisarlo por completo ver si tiene algún moretón, zona enrojecida, hinchada o deforme.

     
  4. Aunque el golpe sea menor puedes contactar a su pediatra para informarle lo sucedido y él determinará algún tratamiento o en su defecto te pedirá llevarlo para que lo revise. Las pomaditas les sirven y ayudan a consolar a los pequeños.
     
  5. Si fue un golpe mayor es importante dejarlo en el lugar si es posible y observar que esté reactivo (si llora quiere decir que sí lo está) pero hay bebés que tienden a privarse) ayúdalo a que reaccione, para eso las mamás tenemos algunas estrategias previas, si continua tendido después de unos minutos podrás incorporarlo poco a poco, debes hacer que reaccione y luego ver que sus pupilas no estén dilatadas, tratar de hablarle y tranquilizarlo cuidando la posición que tiene  y no incorporarlo de forma brusca.
     
  6. Observar que no haya sangre, si fuera el caso ver de dónde viene y presionar el lugar para impedir que la sangre siga fluyendo.

     
  7. Si notamos mucho dolor en alguna extremidad al tocarla o vemos que hay una parte del cuerpo rota, tratar de inmovilizar con lo que tengas a la mano, suéter, bufanda, sin manipular de más o tratar de acomodarlo.
     
  8. Es mejor que el golpe se ensanche lo que conocemos como chichón ya que podremos aplicar hielo local, alguna crema o pomada para desinflamar y será más fácil localizarlo.
     
  9. Evitar que el pequeño se duerma y estar al pendiente de cualquier cambio de conducta y comportamiento durante las próximas horas y vigilar los siguientes síntomas como: convulsión, vómito, somnolencia, mareo, náuseas, o que la mirada se desvíe, pupilas dilatadas, pérdida de conocimiento o de equilibrio, somnolencia, llanto que se prolonga por más de una hora, dolor desbordado al tocar el área afectada, que no se pueda despertar o te cueste mucho hacerlo ya que son señales claves para trasladarse a urgencias y decir tal cual pasó todo para que pueda tener una mejor atención.

Esperamos que estos puntos te sirvan para atender accidentes que suceden, también es importante reducir el riesgo previniendo situaciones que puedan poner en peligro a los pequeños.

 

snd


Compartir