SALUD SEXUAL

¿Cómo hablar de sexualidad con mi hijo adolescente?

La adolescencia es una etapa en las que los canales de comunicación entre padres e hijo siempre deben estar abiertos y la confianza formará parte integral de los lazos que se generen

ESTILO DE VIDA

·
El punto de partida para todo padre y madre es ser honesto con sus hijos, y hablar sin reparos ni mitos acerca de los temas relacionados con su sexualidad. FOTO: Pixabay

Un pregunta que todos los padres se han hecho en algún momento es ¿cómo y en qué momento comenzar a hablar sobre sexualidad con su hijo o hija adolescente? Cabe destacar que esta decisión representa un reto importante para quienes por primera vez experimentarán este tipo de comunicación sobre un tema tan delicado.

Sobre todo, y antes que nada, hay que recordar que los canales de comunicación que se han cimentado con los hijos en esta etapa siempre debe estar abierta y libre de tabúes y prejuicios, esto determinará la profundidad con la que se aborden este tipo de temas con los adolescentes y también se vinculará con su receptividad.

Hay que destacar que no es necesario esperar hasta la adolescencia para abordar estos temas, se puede hallanar camino desde la pubertad y cuanto más sinceras y frecuentes sean estas charlas sobre los temas sexuales, existirá una mayor probabilidad de que la confianza se incremente entre los padres y los hijos y las respuestas se vuelvan más sinceras.

Hay que comenzar siendo honestos con los hijos

Nunca olvide que ante todo debe prevalecer la honestidad de la parte de los padres al abordar estos temas. FOTO: Pixabay

El punto de partida para todo padre y madre es ser honesto con sus hijos, y hablar sin reparos ni mitos acerca de los temas relacionados con su sexualidad. Hay que quitarse la pena y hablar en una etapa temprana sobre esos temas que a veces suelen resultar “incómodos”, y nunca olvida recordar a sus hijos que usted siempre estará de salado para acompañarlo, escucharlo y aconsejarlo.

Un tema básico es el abordar con ellos la perspectiva de la sexualidad vista desde los medios de comunicación y las redes sociales, así como su influencia en la vida real de las personas de a pie, ya que por la influencia que llegan a tener en los adolescentes resulta necesario anticiparse a que el mensaje llegue de manera errada hasta ellos. Hay que explicarles las consecuencias que conlleva llevar una actividad sexual mal ejecutada, así como los resultados positivos y el placer que provoca una sexualidad responsable.

Nunca olvide que ante todo debe prevalecer la honestidad de la parte de los padres, si ellos conversan de manera tranquila y sin tapujos con los adolescentes mayor es la probabilidad de que se venzan en conjunto complejidades autoimpuestas, prejuicios o estigmas acerca de este tema. Conforme pasen los meses y los años, y su hijo o hija maduren física, menta y emocionalmente, surgirán más oportunidades para seguir abordando nuevos temas.

Algunas conversaciones que seguramente se presentarán más adelante serán con respecto a los cambios sexuales, conforme las charlas se vuelvan algo cotidiano las oportunidades de vencer prejuicios y hablar con honestidad se volverán habituales, con el tiempo se darán cuenta que serán parte del diálogo permanente que debe existir entre padres e hijos.  

Finalmente habrá que poner énfasis al conversar acerca de los mitos y la información errónea que circula en los medios de comunicación e incluso entre las propias amistades. Sea directo y hable sobre las relaciones consensuadas, sobre el sexo sin protección y sus consecuencias, sobre el sexo oral y sus implicaciones, acerca de los métodos anticonceptivos y de los cuidados de salud personal que deberán tener todo el tiempo. 

También charlen sobre las enfermedades de transmisión sexual y los riesgos del embarazo, su eficacia y sus limitaciones; esto le dará la confianza a su hijo o hija para tomar sus propias decisiones y sabrá que contará con su apoyo en los momentos de dudas y también en las circunstancias difíciles. 

mypr