¿Cómo preparar a nuestro PERRO para la llegada del bebé?

Es lógico que surjan dudas sobre cómo será la relación entre ambos llegado el momento

¿Cómo preparar a nuestro PERRO para la llegada del bebé?
La llegada de un recién nacido cambia por completo los hábitos y rutinas de una familia. Foto: Especial

Existen un sin número de estudios y testimonios que hablan sobre los grandes beneficios que tiene para los niños criarse con perros. Es bueno para su salud, ya que el contacto con animales minimiza el riesgo de padecer asma, les aporta beneficios emocionales, y les ofrece la posibilidad de vivir grandes momentos junto a ellos.

Pero cuando tenemos perro antes que bebé, es lógico que surjan dudas sobre cómo será la relación entre ambos llegado el momento, o si nuestra mascota aceptará de buen grado a nuestro hijo. Si este es vuestro caso, tomad nota de estos consejos que os ayudarán a preparar a vuestro perro para la llegada del bebé.

Empieza a prepararle durante el embarazo

La llegada de un recién nacido cambia por completo los hábitos y rutinas de una familia, por lo que tu lomito deberá adaptarse a esta nueva situación, es por eso que los expertos insisten en la importancia de que esta adaptación sea gradual y se produzca durante el embarazo, para que el animal no asocie un cambio brusco en su vida a la llegada del nuevo miembro de la familia.

Foto: Especial

Comportamiento de tu lomito

Si tu perro es obediente, tranquilo y tiene un buen comportamiento tanto en casa como en sus paseos, no será necesario trabajar con él de manera específica antes de la llegada del bebé. Pero si por el contrario, tienes un perro al que le cuesta obedecer, es nervioso o muestra algún problema de conducta, lo más recomendable es consultar cuanto antes con un educador canino, para saber como reaccionar de la manera correcta, pero esto dependerá de cada familia.

Foto: Especial

Algunas precauciones

Hay perros que se comportan de manera muy efusiva cuando saludan a la gente, en especial cuando se trata de razas grandes, en especial cuando se pone a dos patas para saludarte, lo que podía ser un problema al momento en que conozca a tu bebé o cuando comience a dar sus primeros pasos.

Foto: Especial

 


Compartir