Escápate a alguno de los nueve Pueblos Mágicos del Estado de México

Secretos ancestrales, zonas arqueológicas poco visitadas y grutas cautivadoras: recorrimos el Estado de México a través de sus nueve Pueblos Mágicos

Escápate a alguno de los nueve Pueblos Mágicos del Estado de México

El oro

Declarado Pueblo Mágico en 2010, El Oro combina sus fríos bosques de pino y cedro con la impresionante arquitectura de espíritu europeo que recuerda, todavía, el pasado minero de la localidad. Sus alrededores presumen santuarios de mariposas monarca; presas, como la Brockman y la Victoria, que permiten paseos en lancha y pesca deportiva; y enormes hectáreas de bosque para emprender largas caminatas o practicar equitación.

Foto: Especial

Imperdibles

  • Puente Colorado
  • Jardín Principal de Aculco 
  • Peña y presa de Ñadó

Malinalco

A sólo dos horas en carretera de la Ciudad de México, Malinalco es uno de los sitios con mayor riqueza histórica en el Estado de México. Para conocerlo, hay que caminar entre las flores multicolor que caen de las casonas coloniales, visitar las pinturas rupestres Los Diablitos y El Coyotito y visitar la Zona Arqueológica de Malinalco, en donde se adoraba a Malinalxóchitl, la diosa mexica hermana de Huitzilopochtli y responsable de la hechicería y otras artes oscuras.

Imperdibles

  • Vinoteca Má-Li
  • Zona Arqueológica de Malinalco
  • Club de Golf Malinalco
  • Ex Convento Agustino
  • Parapente Malinalco

Metepec

Resguardado en el corazón del estado, su arquitectura colonial, así como su carácter barroco que sirve de inspiración para los artesanos, alfareros, talabarteros y creadores de vitrales, le merecieron el distintivo de Pueblo Mágico en 2012. Hoy, sus edificios modernos, como el Centro Panamericano de Ecología contrastan con la memoria de construcciones como el convento franciscano erigido en el siglo XVI.

Imperdibles

  • Zoológico de Zacango
  • Cerro de los Magueyes
  • Laguna de Chignahuapan
  • Mercado de artesanías
Foto: Especial

Tepotzotlán

Apacible la mayor parte del tiempo, los fines de semana las calles empedradas de Tepotzotlán se cubren de coloridos puestos de artesanías, comida y piezas artísticas que ofrecen un panorama de la diversidad cultural de la región. En sus templos, claustros y patios sobrevive el aire de misticismo, durante siglos, ha enamorado a los viajeros.

Imperdibles

  • Arcos del Sitio
  • Ex convento de San Francisco Javier
  • Museo Nacional del Virreinato
  • Parque Xochitla
Foto: Especial

Valle de Bravo

La atmósfera romántica que desciende por las laderas de las montañas, cubiertas de pinos y tejados, hasta los increíbles azules de la presa, lo han hecho uno de los destinos más populares en el Estado de México. De sus hoteles y sitios para hacer glamping, a los senderos para hiking y el embarcadero que regala atardeceres inolvidables, una visita puede incluir vuelos en parapente, equitación y paseos en bicicleta.

Imperdibles

  • Cascada Velo de Novia
  • Mirador La Peña
  • Gran Stupa Valle De Bravo
  • Parroquia de San Francisco de Asís
Foto: Especial

Ixtapan de la Sal

Reconocido tanto por sus centros acuáticos alimentados por aguas termales, como por la exuberante riqueza natural que ha sido determinante para la investigación de la flora y fauna del país, Ixtapan de la Sal aún guarda muchos secretos. Entre ellos, las espectaculares grutas acondicionadas con senderos, escaleras, puentes y un sistema de iluminación para recibir visitantes.

Imperdibles

  • Grutas de la Estrella
  •  Jardín de Los Mártires Zócalo
  • Aguas termales
Foto: Especial

San Juan Teotihuacán & San Martín de las Pirámides

Mientras que San Martín –en donde se encuentra la Zona Arqueológica de Teotihuacán– es uno de los lugares más visitados en el centro del país, los conventos, las iglesias y el centro botánico de la comunidad de San Juan, que comparte el nombramiento de Pueblo Mágico, merecen, también, una visita.

Imperdibles

  • Zona Arqueológica de Teotihuacán
  • Vuelo en globo aerostático
  • Grutas en el Cerro Gordo
  • Jardín botánico de Cactáceas
  • Ruta del pulque
Foto: Especial

Aculco

Como su nombre sugiere, en Aculco –que en náhuatl significa “lugar donde tuerce el agua”– los viajes siguen el camino del agua. Enormes columnas basálticas, abundantes velos de agua y lluvias durante la mayor parte del año, lo hacen un sitio ideal para los aventureros. También es un gran destino para visitar con niños que pueden escalar sus colinas en un entorno seguro.

Imperdibles

  • Puente Colorado
  • Jardín Principal de Aculco 
  • Peña y presa de Ñadó
Foto: Especial


Villa del Carbón

Su topografía y naturaleza densa lo vuelven un destino perfecto para practicar deportes como biking, cabalgata, canotaje, escalada, kayaking, pesca deportiva, motocross, tirolesa y trekking. Para completar la experiencia de inmersión en la naturaleza, Villa del Carbón es ideal para acampar.

Imperdibles

  • Llano de Lobos
  • Presas Molinitos
  • Cerro de la Bufa
  • Por: Alby García
Foto: Especial

 


Compartir