ACTORES

Niño actor de "Marcelino, pan y vino" sufrió una trágica y repentina muerte luego de su retiro del cine

 A los cinco años, este actor fue seleccionado entre cientos de niños para el papel de Marcelino

ESPECTÁCULOS

·
La película se filmó en 1954, cuando el pequeño tenía 6 años. Foto: Especial

Una de las películas más recordadas es la de "Marcelino, pan y vino", filme que fue grabado en 1954 y que dio a conocer a un actor infantil que se ganó el corazón de los espectadores. Lamentablemente, este niño sufrió una trágica y repentina muerte luego de retirarse del medio. 

Pablo Calvo Hidalgo, más conocido como Pablito Calvo nació en Madrid, España, y es considerado uno de los actores infantiles más importantes de la época. A los cinco años fue seleccionado entre cientos de niños para el papel de Marcelino, personaje con el que fue recordado toda su vida por el gran éxito de la película

La producción fue vista no sólo en España, pues tuvo un éxito internacional, por lo que Calvo fue contratado para hacer otras dos películas: "Mi tío Jacinto" (1956) y "Un ángel pasó por Brooklyn". En 1963 fue contratado en  Argentina para actuar en el film "Barcos de papel". 

Pablo Calvo se robó el corazón con su papel de Marcelino. Foto: Especial

La inesperada muerte de Pablo Calvo 

Entre la llegada de la adolescencia y el no poder superar con éxito su recordado papel que le diera fama, optó por retirarse del cine. Estudió ingeniería industrial, profesión que compaginó con la actividad empresarial en la localidad de Torrevieja, donde se estableció, con su mujer y su hijo, a partir de 1986. 

Sus últimos días de vida los paso en sus negocios relacionados con la hostelería y con la promoción de viviendas. Medios locales cuentan que en las primeras elecciones tras la muerte de Franco apoyó las listas del Partido Comunista de España.

Lamentablemente, aquel niño que fuera famoso por su tierno papel, falleció repentinamente y de forma inesperada el martes 1 de febrero de 2000, víctima de un derrame cerebral, cuando tenía 50 años. Permaneció ingresado en una clínica por varios días. 

El actor fue incinerado en Alicante y sus cenizas fueron esparcidas en el mar, en Torrevieja, como fue su deseo, y según dieron a conocer sus familiares.