Sábado 19 de Junio 2021
BAD BUNNY

Bad Bunny deja su Bugatti para conducir el coche que lo hace feliz en "Yonaguni"

El exponente de la música urbana dejó los coches de lado para tomar un coche 2003 para su último gran éxito

Bad Bunny es feliz en un Corolla del 2003. Foto: Especial
Bad Bunny es feliz en un Corolla del 2003. Foto: Especial
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Bad Bunny regresó al mundo de la música para lanzar "Yonaguni", sencillo con el que espera regresar a los primeros puestos a nivel mundial, pero la gran sorpresa fue que a pesar de contar con un coche que ronda los 4 mil dólares, el rey del trap salió con uno Corola 2003, mismo que dice es el que realmente le hace feliz. 

Como es bien sabido, el "Conejo Malo" se había comprado un Bugatti Chiron Sport 110 Ans, mismo que cuenta con un valor que ronda los 4 millones de dólares y con el que en diversas ocasiones se le vio promocionando alguna canción o simplemente en sus apariciones en en la WWE, aventura que terminó en los primeros meses de este 2021 para regresar a los escenarios con una nueva gira por Estados Unidos. 

La realidad es que el mismo músico ha confesado que el auto lujoso sólo lo quería para un rato, ya que él es feliz cuando se monta en un Corolla del 2003 y está feliz por ahí, andando por la vida. Pero la realidad es que el Buggati es un auto que usó en diversas ocasiones como para la aparición de los Latin Grammy del 2020 o en su debut en la WWE. 

Sin llamar la atención 

En Yonaguni, Bad Bunny, a diferencia de otros exponentes de la música urbana, dejó de lado los autos lujosos para tomar un Corolla de 2003, pero el motivo real por el que decidió meter ese auto tiene que ver un pequeño reflejo de cómo le gusta andar por las calles de Puerto Rico, ya que le gusta andar por su país sin llamar la atención. 

Gracias a que con este Toyota puede andar sin llamar la atención y el no tener que andar tomándose tantas fotos a cada rato, el rey del trap decidió mandar su auto de lujo de vuelta a Miami, ya que tampoco se considera un verdadero apasionado de los carros, en especial de las marcas premium. 

"Yo no soy amante de los vehículos, no soy amante de mis carros. A mis amigos les gustan los carros la ostia, pero yo soy bien diferente, no soy fanático de esas cosas", explicó en diversas entrevistas hace algunos meses. 

Dentro de las declaraciones dejó claro que el llevar el coche a Puerto Rico hacía que siempre tuviera problemas con el papeleo, el seguro y sobre todo que cuando salía a la calle todos sabían que era él, por lo que siempre estaban detrás, hasta cuando iba al supermercado. 

Gracias a todo eso, realizó el video de "Yonaguni" con el sedan gris, además que en la canción hace referencia a una pequeña isla de Japón, marca del carro que le hace feliz manejar en Puerto Rico. El auto se ve como nuevo en el video a pesar de contar más de 20 años desde que se compró. 

dza