Vicente Fernández: Éste era el OFICIO del "Charro de Huentitán" con el que ayudó a su PADRE cuando no tenía nada

Vicente Fernández se enorgullece de su pasado y en cada oportunidad que tiene saca a relucir su origen humilde que lo convirtieron en el ídolo que es hoy

Vicente Fernández: Éste era el OFICIO del "Charro de Huentitán" con el que ayudó a su PADRE cuando no tenía nada
Vicente Fernández y el oficio con el que sacó adelante a su familia. Foto: IG

El denominado "Charro de Huentitán", Vicente Fernández jamás ha negado su origen humilde, de hecho para el ídolo mexicano, mencionarlo es motivo de orgullo pues no se olvida de sus raíces y de cada golpe de la vida, pues eso lo ha hecho ser el importante artista que es hoy en día y el fundador de una de las dinastías más importantes en la música mexicana. 

Vicente Fernández Gómez nació el 17 de febrero de 1940 y a sus 81 años, aunque se mantiene alejado de los escenarios, sigue vigente en la música, el artista que hiciera famosas melodías como "Por tu maldito amor", "Mujeres divinas" y "Estos celos"; pasó por varios oficios que la mayoría de sus seguidores en todo el mundo desconoce. 

Al salir de su natal Jalisco, debido al fracaso de su padre con el ganado, la familia se instaló en Tijuana, Baja California, ciudad en la que el joven Vicente fue desde bolero hasta albañil, sin embargo, debido a lo pesado de ese trabajo, no logró continuar, pues tenía un hernia en uno de sus testículos, fue de tal modo que pasó a formar parte de las filas de la pintura. 

Vicente Fernández logró ayudar a su padre 

Ya como ayudante de pintor las cosas empezaron a mejorar para "Chente", pues de ayudante, pasó rápidamente a ser el maestro pintor, en una entrevista que dio previo a su último concierto en el Estadio Azteca, en el año 2016 para Quien, el charro confesó que cuando el ascendió en el oficio, su padre pasó a ser su ayudante. 

Además, recordó que en ese tiempo le decían "El Cuñado", y que todos los maestros a la hora de elegir a su ayudante lo pedían a él, porque les cantaba y les hacía pasar mejor las largas horas de trabajo. 

Dentro de lo que aprendió en el oficio fue a igualar colores y a "laquear" muebles, fue con un trabajo en esto último que logró comprarle a su hermana menor su vestido de XV años y hasta una ida al cine, todo con 50 dólares. 

Así fue como Don Chente ayudó a su familia, mientras pudo, pues también se lamenta que ni su padre ni su madre pudieron estar presentes cuando el logró el estrellato, pues murieron antes de conocer el éxito y esto es de las cosas que más le duelen: no poder compartir con sus padres lo que logró gracias a su talento en la canción. 

psc

 


Compartir