Esto pasa cuando LUIS MIGUEL pierde el piso, así se ha CAÍDO en el escenario: VIDEO

El cantante e ídolo mexicano también ha pasado por momentos difíciles, bochornosos y hasta peligrosos cuando canta para su público

Esto pasa cuando LUIS MIGUEL pierde el piso, así se ha CAÍDO en el escenario: VIDEO
Luis Miguel también ha sufrido caídas sobre el escenario, algo que él toma con diversión. Foto: Especial

Luis Miguel es un ídolo inalcanzable, etéreo y tan en la cima que pareciera nada puede pasarle. Pero no es así, también es humano y le pasan cosas, tal como ha quedado grabado en más de una ocasión el artista ha parado en el piso por alguna caída que ha padecido sobre el escenario.

Así es, Luis Miguel también se cae. Pero todos estemos tranquilos, que siempre se levanta. Incluso, cuando estas caídas son divertidas, bochornosas y sí, algunas hasta peligrosas.

Luis Miguel si se cae, se levanta

Pensando a la par de todas esas caídas emocionales, familiares y laborales que ha sufrido en la vida, Luis Miguel siempre ha estado expuesto a la crítica y el golpeteo a su persona. Para bien y para mal, lo que se dice de él y su vida siempre es algo que puede encumbrarle o tumbarle.

Para ello, el cincuentón cantante sabe perfectamente qué sí y qué no sale de su boca. De igual forma, domina muy bien los temas que no lo harán caer nunca en una trampa o que le rematarán como gancho al hígado para mandarlo a la lona, sea cual sea ésta. 

Malos pasos en el escenario

Volviendo a las caídas que nos conciernen, Luis Miguel ha tenido múltiples momentos donde caer en una escenario puede significar el cansancio total que no pueda más con su ser y decida, tal cual, tirarse al suelo a descansar.

En otros contados casos, algún mal paso por bailar intensamente o resbalón por un detalle en el suelo de su escenario, han sido el motivo de su mal paso.

Sin poner en peligro su integridad, aquí hay algunos mal pasos que ha dado el cantante y le han llevado a besar el suelo que él mismo pisa.

En este peculiar caso, el que perdió el piso fue su guardaespaldas. 

 

maaz


Compartir