Luis Miguel y Canelo: Una amistad de ÉPICAS celebraciones y dedicatorias

El cantante mexicano y Canelo llevan una gran relación, tanto que se vieron en el último festejo del boxeador

Luis Miguel y Canelo: Una amistad de ÉPICAS celebraciones y dedicatorias
La amistad de Luismi y Canelo comenzó en un casino en 2017. Foto: Especial

Luis Miguel es uno de los íconos más importantes dentro de la música mexicana en los últimos años, en parte por su gran voz y excelente carrera profesional, pero también por sus múltiples polémicas en las que se ha visto envuelto; ahora está en boca de todos gracias a que se estrenó la segunda temporada de su serie biográfica. Lo que pocos saben es sobre la buena amistad que tiene con Saúl "Canelo" Álvarez, a quien ya le dedicó una canción. 

"El Sol de México" y el pugilista tapatío se conocieron en 2017 en un casino en Las Vegas, donde compartieron mesa y se dice que platicaron un rato. Lo que nadie se esperaba era que se encuentro terminaría por consolidar una gran amistad entre los exponentes mexicanos.  

La relación entre ambos es de mucho respeto, tanto que se ha comentado que uno lo tiene de ejemplo al otro. Esa amistad ha hecho que el cantante ya le haya dedicado una canción en pleno concierto a Saúl y también que terminen enfiestando después de una victoria del tapatío. 

La amistad 

En 2017, esa primera vez que Luismi y Álvarez se vieron de frente por primera vez se dio gracias a que los dos estaban en Las Vegas. Por un lado Canelo venía de vencer a Julio César Chávez Jr.; mientras que el interprete mexicano lo hiciera después de tener la resolución de la demanda de William Brockhaus, su exrepresentante.

Después de ese encuentro no se volvieron a ver las caras hasta el 2018, cuando Canelo acudió a su concierto. Micky paró todo para contarle a la gente sobre su amigo y después decirle a los fans que la canción de "No discutamos" se la había pedido, por lo que era la siguiente que interpretaría. 

Una noche de fiesta 

La últimas que se dice que se reunieron en Miami, pero en esta ocasión para celebrar que el boxeador había ganado la pelea contra Avni Yildirim. Se dice que esa noche estuvo llena de la brisa del mar y unas cuentas botellas que enmarcaban el escenario de haber retenido sus títulos. 

dza


Compartir