FIBRA

Fibra Educa va por institución en el Bajío, espera aumentar hasta 20% de su área rentable

Los arrendatarios de la fibra se han visto beneficiados con la crisis al aumentar su matrícula

La empresa busca expandir su dominio
Escrito en ECONOMÍA el

Fibra Educa, fideicomiso enfocado a invertir en el sector inmobiliario educativo en México, va a adquirir activos adicionales que a fin de año agreguen entre 15 y 20 por ciento del área bruta rentable que tiene actualmente, informó Raúl Martínez, director general de la Fibra.

“Estamos en planes de comprar una institución muy grande en la región Bajío Occidente del país que representa poco más de 60 mil metros de área bruta rentable en conjunto y que nos da un nivel de certeza en la operación educativa que va a permitir el pago de renta”, detalló Martínez.

En el marco de la celebración de su tercer aniversario, Martínez destacó que esta operación la van a realizar a través de un apalancamiento bancario y que están trabajando en un crédito sindicado de poco más de seis mil millones de pesos para resolver las necesidades de corto plazo y que después puedan convertirlo en una especie de crédito revolvente.

“Han pasado los eventos más complicados de la pandemia y se han restablecido ciertos flujos financieros para realizar esta operación”, aseveró.

Martínez explicó que durante la crisis económica, la matrícula de sus arrendatarios se ha visto beneficiada, porque los servicios educativos que ofrecen son de bajo costo y suelen ser una buena alternativa para estudiantes que no pueden continuar pagando colegiaturas de precios altos.

“Entre las escuelas más caras, contra las más económicas, estás hablando de una diferencia de más de 10 veces entre colegiaturas, estás hablando de universidades que te cobran más de 30 mil pesos mensuales contra universidades que cobran 2 mil 500 o incluso menos”, destacó Martínez.

Explicó que lo que sucede en este momento es un efecto de cascada, donde las familias que son afectadas económicamente no sacan a sus hijos de la educación, los mueven a universidades de siguiente nivel y esos a su vez tiene un efecto cascada que caen a universidades de bajo costo como son la mayoría de sus inquilinos.

Lo anterior, dijo que ha permitido que la utilidad neta de nuestras escuelas inquilinas se mantenga y con ello el pago de renta.

Por: Laura Quintero

GDM