CFE

Apuesta de la CFE: Fibra E soporta la pandemia

Aumentó en 49 por ciento su valor en el último año, registrando una ganancia de 7,994 millones de pesos

Fibra E cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Foto: Archivo
Escrito en ECONOMÍA el

El Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura, conocido como Fibra E, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se recuperó de la crisis que afectó a la economía por la pandemia y aumentó 49 por ciento su valor en el último año, con una ganancia de siete mil 994 millones de pesos.

La Fibra E que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) es un instrumento de inversión que reúne recursos para el desarrollo de infraestructura energética; el 30 de abril de 2020 sus acciones acumularon una caída de 30 por ciento, registraron el valor más bajo en el último año, al observar sólo 19.13 pesos por título, por la pandemia.

Sin embargo, a partir de esa fecha sus títulos observaron una racha positiva, por lo  que su valor pasó de 16 mil 321 millones en abril del año pasado, a 24 mil 316 millones de pesos al cierre del 15 de mayo de 2021.

Así, por cada día que transcurrió el instrumento financiero ganó 67 millones de pesos.

El valor de las acciones de la fibra es de la misma magnitud que el programa de créditos a la palabra que la Secretaría de Economía otorgó a casi un millón de pequeñas empresas, como apoyo en la contingencia sanitaria. También equivalen a la compra de 87 millones de vacunas contra el coronavirus.

“El repunte en el valor de sus títulos se debe a un efecto inercial de la reapertura gradual en la economía y el avance de la vacunación que ha dado cierto aliento a los mercados”, dijo Luis Alvarado, especialista bursátil de Banco Base.

La Fibra fue lanzada en enero de 2018, como instrumento de inversión innovador para impulsar el desarrollo de proyectos de infraestructura.

Opera a través de un fideicomiso emisor de certificados bursátiles. Éstos son negociados en la BMV y, de manera general, presentados en el Registro Nacional de Valores. 

Al 31 de diciembre de 2020, 12 por ciento de accionistas de la Fibra son mexicanos; 46 por ciento, inversionistas de Reino Unido, 18 por ciento son de Canadá y 20.7 por ciento son de Estados Unidos, entre otros.

Esto implica un cambio en la cartera de inversionistas, pues cuando la Fibra se lanzó, 67 por ciento de sus accionistas eran nacionales; 20 por ciento, de EU; cuatro por ciento, de Reino Unido; tres por ciento provenían de Sudamérica; y seis por ciento, de Australia.

El año pasado, la estrategia de la Fibra estuvo enfocada en la adquisición y titularidad de activos relacionados con la energía eléctrica en México que generaron flujos de efectivo estables y crecientes, de acuerdo con su informe anual.

“Las expectativas a futuro para la Fibra aún no están claras, pues persiste la desconfianza en los inversionistas privados del sector energético”, añadió Alvarado.

Por Adrián Arias

PAL