Salas de cine vacías; cae 70% la venta de boletos

Canacine registró una caída del 70% en la venta de entradas de taquillas

Salas de cine vacías; cae 70% la venta de boletos
La industria se enfrenta a consumidores con menos recursos, por la crisis económica a causa del coronavirus. Foto: Cuartoscuro

Los cines en México tuvieron su peor inicio de año, pues de enero a abril, registraron el mínimo número de boletos vendidos del que se tenga registro y por ende los menores ingresos.

De acuerdo con estadística de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), en el primer cuatrimestre de 2021 se vendieron en las taquillas unos 15 millones de boletos, esto es,  70 por ciento menos que los 50 millones comercializados  en el mismo periodo del año pasado.

“A pesar del COVID-19 la gente ya regresó a los restaurantes, a las tiendas, a los gimnasios, incluso a los bares, pero muchos no han vuelto a los cines porque ven las películas desde la comodidad de sus casas”, comentó Manuel Valencia, especialista en negocios del Tec de Monterrey.

Durante el primer bimestre del año, los cines se mantuvieron cerrados en algunos estados, debido a la segunda ola de coronavirus, y aunque a partir de marzo volvieron a operar en casi todo el país, Cinemex, la segunda cadena más grande, decidió mantener sus salas cerradas.

Lo anterior hizo que los ingresos de las taquillas se desplomaran 67 por ciento, para llegar a 956 millones de pesos.

Valencia indicó que junio puede ser un mes de inflexión para la industria, pues hasta el 26 de mayo, Cinemex inició con la reapertura de sus salas; además con el avance en el proceso de vacunación, la gente se va a animar a regresar a las salas de cine, aunque con el auge del streaming tienen un gran reto.

“La pandemia vino a acelerar la penetración del streaming en los hogares mexicanos, incluso vimos la diversificación de dichas plataformas, creo que los cines van a mandar la principal recaudación a medios digitales y no tanto a sus salas físicas”, comentó Arturo Shoup, especialista del sector.

Por Laura Quintero

PAL


Compartir