Aeroméxico solicita desembolso de 675 millones de dólares

Si los acreedores hacen la transferencia de recursos, habrá efectos para los accionistas de la aerolínea.

Aeroméxico solicita desembolso de 675 millones de dólares
Será la asamblea de accionistas quiénes aprueben a no el aumento.

Aeroméxico informó este viernes que ha solicitado los desembolsos finales por 675 millones de dólares correspondientes al tramo 2 de un financiamiento preferencial que obtuvo en EU, para continuar con su reestructura financiera.

“El fondeo del desembolso final es un paso importante en el proceso de reestructura de Aeroméxico que proporcionará liquidez para cumplir con nuestras obligaciones en el curso ordinario del negocio, de manera oportuna y ordenada, y nos dará la flexibilidad para continuar nuestro proceso de reestructura con el objetivo de salir fortalecidos del mismo", dijo Andrés Conesa, director general de Aeroméxico.

En evento relevante en la Bolsa Mexicana de Valores, la aerolínea explicó que este desembolsó de un préstamo preferencial puede convertirse, a opción del acreedor, en acciones de la compañía una vez reestructurada, sujeto a ciertas condiciones y a las aprobaciones corporativas y regulatorias aplicables (incluyendo de la asamblea de accionistas de Aeroméxico) para la emisión de las acciones correspondientes. 

La asamblea de accionistas de la compañía deberá de aprobar un aumento en el capital social con la finalidad de llevar a cabo la conversión en acciones de la deuda bajo los créditos no garantizados, reconocidos en su proceso de reestructura bajo el Capítulo 11 de la legislación de EU.

"Como lo habíamos anticipado, en el evento de que los acreedores bajo el financiamiento preferencial ejerzan su opción de convertir en acciones el importe del Tramo 2, después del correspondiente aumento de capital, los actuales accionistas se diluirán casi por completo", anticipa la empresa.

EL PANORAMA

El precio de cotización de la acción Aeroméxico ha sido volátil desde el inicio de nuestro procedimiento de reestructura bajo el Capítulo 11 y puede disminuir significativamente su valor en el futuro, reconoce la empresa.

Por lo tanto, cualquier transacción sobre nuestras acciones durante el proceso del Capítulo 11 es altamente especulativa e implica riesgos sustanciales para los compradores de nuestras acciones, añade.

Las futuras recuperaciones de sus accionistas con motivo del procedimiento bajo el Capítulo 11 dependerán de su capacidad para negociar y confirmar un Plan de Reestructura, los términos de dicho Plan, la recuperación de su negocio con motivo de la pandemia por el COVID-19 y el valor futuro de sus activos una vez convertidos los pasivos en acciones, explica el informe.

"Aunque en este momento no podemos saber el tratamiento que tendrá nuestra acción bajo el futuro Plan, creemos que es poco probable que los accionistas reciban una recuperación a través del Plan, ya que se espera que las deudas no garantizadas no sean pagadas en su totalidad y tengan que convertirse en nuevas acciones que serán emitidas por la Compañía", alerta.

Para la firma, existe un riesgo significativo de que sus accionistas no reciban recuperación, o sólo una recuperación nominal, dentro del marco de nuestro procedimiento de reestructura bajo el Capítulo 11.

Por: Everardo Martínez
alg


Compartir