Urge política de Estado para la radiocomunicación

La nueva Red Integrada Nacional de Radiocomunicación no sustituirá a la actual Red Nacional de Radiocomunicación

Urge política de Estado para la radiocomunicación
"Carecer de una política y un plan estratégico es la causa central del deterioro de la radiocomunicación", dicen las autoridades

La recién anunciada Red Integrada Nacional de Radiocomunicación (RINR) es un instrumento novedoso que debe coayduvar establezca las prioridades, reglas, acciones, responsables, tecnologías y recursos con que México evolucionará sus radiocomunicaciones para seguridad pública, que es el auténtico problema de fondo, así lo consideró Ricardo Corral Luna, ex Titular del Centro Nacional de información.

El experto en seguridad pública hizo un análisis sobre los retos que enfrenta la RINR y su relación con la actual Red Nacional de Radiocomunicación (RNR), el gobierno federal, estados, municipios y las empresas pertenecientes a dicho ramo productivo.

Corral Luna aclaró que la RINR no suplirá ni sustituirá la actual RNR, , la cual se integra por las redes de radiocomunicación de los gobiernos federal, estatales y municipales, y que la RINR será una nueva red de redes federales constituida exclusivamente por dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Cabe destacar que según el acuerdo publicado en diciembre por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se establece una comisión interinstitucional que será encargada de dictar los lineamientos para su conformación, desarrollo, modernización y actualización. Esta instancia rectora es distinta al Consejo Nacional de Seguridad Pública, por lo que entidades y dependencias federales definirían sus protocolos y lineamientos.

El ex Secretario Ejecutivo Adjunto del Sistema Nacional de Seguridad Pública explicó el Acuerdo debería sentar las bases para una estrategia nacional capaz de articular al gobierno con el sector, y poner fin a lustros de incertidumbre, disputas y problemas que han debilitado a la RNR.

“Esto generó la proliferación de redes locales inconexas, heterogéneas y duplicadas, afectando el desempeño de las corporaciones policiales y sus esfuerzos por reducir la inseguridad que nos aqueja. Carecer de una política y un plan estratégico es la causa central del deterioro de la radiocomunicación para la seguridad pública y contar con uno es de urgencia apremiante”, enfatizó Ricardo Corral.

Aseveró que “la falta de una hoja de ruta compartida y reglas claras creó las lagunas, los espacios de discrecionalidad y las contradicciones que sirvieron de cultivo para que esos factores germinaran en obstáculos, impidiendo que se consolidara la RNR o que se construyera de manera ordenada otra en su lugar”.

Incluso, de no definirse dicha política de Estado, la RINR corre el riesgo de convertirse en parte del problema. Se debe ordenar la evolución de la red mediante reglas que especifiquen qué se hará con la red actual; cómo, cuándo, qué será de cada estado y sus activos. De lograrlo será una auténtica contribución para la seguridad pública en México, finalizó Ricardo Corral.

Por: REDACCIÓN 


Compartir