Afores tiemblan por tope en comisiones

Ven afectación a empresas y trabajadores por reforma en pensiones

Afores tiemblan por tope en comisiones
Proponen bajar la comisión de 0.92 a 0.80% para 2021, y 0.70% a 2024. Foto: Cuartoscuro

La mitad de las afores que operan en el país va a tener pérdidas inmediatas si se determina un tope a las comisiones que cobran, lo que va a propiciar el cierre de empresas y la concentración del sector en detrimento del trabajador, alertó Bernardo González, presidente de la Amafore.

Representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Asociación de Bancos de México (AMB), la Coparmex, la Concamin y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) también manifestaron su rechazo a fijar topes a las comisiones, bajo el argumento que va contra la libre competencia.

En la iniciativa de reforma al sistema de pensiones, el Poder Ejecutivo busca supeditar las comisiones que se cobran en el país (0.92 por ciento) a las tarifas que hay en Estados Unidos, Chile y Colombia (0.54 por ciento).

 “Sabemos que (las comisiones) es un tema delicado, el Presidente dijo que se tienen que alcanzar niveles internacionales, buscando comparaciones realistas y adecuadas que aseguren que las afores sean competitivas a nivel mundial”, dijo Carlos Noriega, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social en la Secretaría de Hacienda.

En el parlamento abierto organizado por la Cámara de Diputados para analizar el tema, Noriega y el presidente de la Consar, Abraham Vela, coincidieron que la reforma propuesta no es la que todos quisieran, pero es la que se puede hacer con los recursos y consensos que se tienen.

Para mejorarla, Noriega propuso incluir cuotas fijas de ahorro voluntario, con la opción de que los trabajadores decidan si quieren o no entrar al programa y establecer la alternativa de retiros parciales de ahorro para las personas que no van a alcanzar una pensión.

En rentas vitalicias, también propuso que el trabajador pueda tener dos beneficios cuando se retire: pensión acotada y un seguro de longevidad, además de que la asignación de cuentas se dé bajo una expectativa de mejor pensión.

Por Fernando Franco


Compartir