INEGI presenta el Cubo de Datos Geoespaciales de México

El CDGM es una herramienta que facilita el acceso, manejo y explotación de grandes volúmenes de imágenes satelitales a través de una interfaz de programación abierta

INEGI presenta el Cubo de Datos Geoespaciales de México
El CDGM permite conocer y reconocer el carácter geoespacial, temporal y sistémico Foto: Especial

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó el Cubo de Datos Geoespaciales de México (CDGM), el cual se usa para monitorear fenómenos ambientales, socioeconómicos y demográficos.

El CDGM es una herramienta que facilita el acceso, manejo y explotación de grandes volúmenes de imágenes satelitales a través de una interfaz de programación abierta y de libre acceso que permite el monitoreo de los fenómenos mencionados.

Este programa va a permitir vincular la información estadística que produce el NEGI con las imágenes satelitales para realizar análisis orientados a identificar crecimientos, comportamientos, distribuciones, tendencias, patrones y relaciones entre diversas variables.

El CDGM permite conocer y reconocer el carácter geoespacial, temporal y sistémico de fenómenos como crecimiento poblacional, deforestación, contaminación, estrés hídrico, salud, vegetación, protección civil, alimentación, gentrificación, energías limpias, niveles socioeconómicos y movilidad, entre otros.

El Cubo de Datos Geoespaciales de México se base en las imágenes provenientes de los satélites Landsat de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y del Departamento de Geología de los Estados Unidos (USGS).

Actualmente cuenta con un acervo histórico de 118 mil imágenes Landsat con sus metadatos, desde 1984 hasta abril de 2020.

El 86.4 por ciento de las imágenes de este acervo tienen Nivel 1 de Calidad de la Colección 1 de la NASA.

Cada mes se recolectan alrededor de 500 nuevas imágenes mismas que, en conjunto, tienen un tamaño aproximado de 500 gigabytes.

Con esta tecnología, México se suma a países como Australia, Suiza, Ghana y Colombia, entre otros, que ya hacen uso de ella.


Compartir