Segunda ola de COVID-19 ‘espanta’ a los mercados; BMV cae 1.19% en línea con Wall Street

El peso interrumpió la racha de cuatro sesiones de ganancias y cerró con pérdidas

Segunda ola de COVID-19 ‘espanta’ a los mercados; BMV cae 1.19% en línea con Wall Street
La moneda mexicana perdió 0.47 por ciento y cerró en 21.97 unidades por dólar. Foto: Especial

La segunda ola de contagios de COVID-19 a nivel global provocó la caída de la mayoría de los mercados en el mundo, donde la Bolsa Mexicana de Valores registró una caída de 1.19 por ciento.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana, en línea con la mayoría de los mercados, concluyó la sesión con una pérdida de 461.86 puntos con lo que se ubica en 38 mil 245.86 unidades.

Mientras que en Estados Unidos los principales índices registraron caídas no vistas desde principios de septiembre.

“En los mercados de capitales se observaron pérdidas generalizadas en Europa y Estados Unidos con pérdidas severas”, comentó Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

El Dow Jones perdió 2.29 por ciento, y se ubicó en 27 mil 685 puntos, el S&P 500 cayó 1.86 por ciento, y cerró en 3 mil 400 unidades, mientras que el Nasdaq bajó 1.64 ciento, a los 11 mil 358 puntos.

A nivel global se están reportando contagios a tasas históricas, principalmente en países de Europa y en Estados Unidos, lo que amenaza gravemente la recuperación económica hacia el cierre del año, pues varios gobiernos han comenzado a implementar medidas de distanciamiento social y toques de queda, lo que eleva la probabilidad de un confinamiento similar al observado durante el segundo trimestre.

Peso rompe con la racha positiva

El peso también ‘se puso nervioso’ y rompió con la racha de cuatro días de ganancias consecutivas. De acuerdo con datos del Banco de México durante la sesión de este lunes, la moneda mexicana perdió 0.47 por ciento y cerró en 21.97 unidades por dólar.

Además del aumento de casos de COVID los mercados han resentido la falta de avances en la negociación de estímulos fiscales en Estados Unidos, antes del 3 de noviembre.

“A una semana de las elecciones presidenciales, siguen aumentando las tensiones políticas entre demócratas y republicanos. Asimismo, existe el riesgo de un congreso dividido, lo que frenaría el proceso de aprobación de un paquete de estímulos después de las elecciones. Finalmente, está el riesgo de que no se defina rápidamente un candidato ganador, lo que podría retrasar indefinidamente la aprobación de cualquier estímulo fiscal”, destacó Siller. 

Por Laura Quintero


Compartir