¡Adiós, Ernesto! murió el marchista de oros

El mexicano que todo lo ganó en la marcha atlética falleció a los 61 años de edad a causa del cáncer

¡Adiós, Ernesto! murió el marchista de oros
Este día se conmemoraron 39 años desde que Ernesto Canto recibió el Premio Nacional de Deportes. Foto: Especial

Se fue con la grandeza combativa que lo vio conquistar el mundo. Ernesto Canto, el marchista mexicano que ganó todos los oros disponibles a nivel regional, continental, mundial y olímpico, falleció este viernes a los 61 años de edad, después de luchar contra el cáncer.

Canto Gudiño dio sus últimos suspiros este viernes, justo el día en que se conmemoraron 39 años de que recibió el Premio Nacional de Deportes, galardón que levantó en 1981, luego de convertirse en Campeón en la Copa Lugano de Valencia, España, una “prueba de fuego” donde demostró que tenía la fuerza, la inteligencia y la técnica para superar a los atletas europeos.

Cáncer expansivo

Ernesto ingresó al hospital a finales de octubre pasado en un estado grave causado por cáncer de páncreas e hígado. El 14 de noviembre los doctores dieron a conocer que la enfermedad se había propagado a sus pulmones y su estómago y tras pedir sedantes que aminoraran su dolor, el ex atleta trascendió rodeado de sus seres queridos.

Canto Gudiño fue detectado como un potencial marchista por el entrenador Miguel Ángel Rodríguez; sin embargo, muchos años después, encontró por curiosidad un diploma de su padre (Enrique Canto Domínguez de formación militar), que lo acreditaba como campeón nacional de caminata y hasta entonces descubrió que era el heredero de un talento deportivo.

Títulos importantes

Tras su desarrollo juvenil, se incorporó al equipo del técnico Jerzy Hausleber hasta convertirse en su más grande orgullo, pues fue el único de una larga dinastía en la marcha atlética mexicana que se consagró con todos los títulos de las más importantes competencias del orbe, entre ellos que fue Campeón Mundial de los 20km de marcha en Helsinki 1983 y el único que ha recibido el nombramiento de Mejor Marchista del Mundo (1983).

En los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 llegó como una figura consagrada e incrementó su brillo con el oro de los 20km, enmarcado por un nuevo récord olímpico de 1:23.13 horas.

En 1985, Canto tenía la oportunidad de regresar a la Copa Lugano por el cetro que ya había conquistado, pero él, con el equipo de marchistas, cancelaron su viaje y se quedaron a apoyar en los rescates tras los sismos en la Ciudad de México.

De entre sus últimos logros destaca la plata de la Copa del Mundo San José 1991, justo diez años después de convertirse en el primer Campeón Mundial del atletismo mexicano. 

Ernesto Canto Gudiño 

18 de octubre de 1959, Ciudad de México.

Se inició en la caminata a los 9 años, y en 1972 obtuvo el título en el Campeonato Nacional Infantil de Monterrey, Nuevo León; su primer logro internacional fue a los 14 años de edad: oro en10km del Campeonato Centroamericano Juvenil de Caracas, 1974; tres años después retuvo el cetro en Xalapa, Veracruz. En 1984 rompió el récord mundial de 20km con 1:18.38 horas.

Se van dos medallistas

En este 2020 han fallecido dos medallistas olímpicos: a inicios de año, el clavadista Carlos Girón (plata, 3m, Moscú 1980) y Ernesto Canto (oro, 20km, Los Ángeles 1984); además, en verano murió a causa del COVID-19 el entrenador Raymundo Salazar, padre y técnico de los medallistas olímpicos Óscar e Iridia Salazar.

Por Katya López Cedillo


Compartir