Un equipo sin nombre se presentó en la Jornada 3 de la Liga de Balompié Mexicano

Siguen las peculiaridades en la Liga de Balompié Mexicano. Durante la Jornada 3 de este sábado, los Chapulineros de Oaxaca derrotaron como local 3-1 a un equipo que hoy jugó sin nombre

Un equipo sin nombre se presentó en la Jornada 3 de la Liga de Balompié Mexicano
El club tapatío cayó 1-3 con los Chapulineros de Oaxaca Foto: Especial

Siguen las peculiaridades en la Liga de Balompié Mexicano. Durante la Jornada 3 de este sábado, los Chapulineros de Oaxaca derrotaron como local 3-1 a un equipo que hoy jugó sin nombre.

Después de que durante la semana, los jugadores y el cuerpo técnico del llamado Atlético Jalisco reclamaron mediante un comunicado la falta de pagos desde la segunda quincena de agosto a la fecha, los altos mandos de la Liga decidieron dar por terminada su relación con los directivos del equipo por dicha situación.

En respuesta a la decisión de la Liga, los propietarios y directivos del club acordaron quedarse con los derechos, tanto del nombre del equipo “Atlético Jalisco”, así como con el logo.

Por ello, durante su partido de este sábado ante Chapulineros, el equipo tapatío salió a la cancha con sus colores amarillo y azul en el short y las medias, pero con una camisa completamente blanca, ya sin el escudo que lo caracterizó en las dos anteriores jornadas.

A pesar de las circunstancias, el cuadro jalisciense, dirigido por Eduardo Lillingston jugó un buen partido y se fue adelante en el marcador desde el minuto 13 con anotación de Miguel Tafoya y dominó gran parte del primer tiempo.

Pero después, ya no pudo con la reacción del equipo local, cuyo técnico es Omar Arellano, que le dio la vuelta al partido con anotaciones de Víctor Lojero, Alan García y Michel Vázquez.

A pesar de la derrota, el club “sin nombre” sigue en los primeros lugares de la tabla con seis unidades.

En el otro encuentro del día, otro equipo jalisciense, la Furia Roja, derrotó como visitante 0-1 a Morelos FC, con anotación de Daniel Mendoza al 66’.

Por: Óscar Zamora 


Compartir