CÚPULA

Tendencias: Eduardo Danilo Ruiz, diseño como forma de pensar

Iniciando en el diseño muy joven, ha contibuido a la creación de una nueva forms de ver la disciplina

CULTURA

·
DANILO RUIZ. Foto: Especial

Danilo comenzó a trabajar en diarios a la edad de 11 años, publicando una tira cómica. A los 20, se convirtió en el primer director de arte, en Latinoamérica, trabajando para un diario (El Norte).Con 24 años, diseñó la primera tipografía digital mexicana: la Norwel Black.

En su carrera como diseñador, creativo y emprendedor ha fundado siete estudios de diseño a  nivel internacional y ha dirigido más de 200 proyectos de diseño, branding y desarrollo digital.

Junto con Roger Black, fundó en 1993 el famoso estudio Danilo Black, con sedes en Monterrey, CDMX, NY, San Francisco, Bogotá y Buenos Aires.

Calificado como uno de los 20 grandes del diseño mexicano por la revista a! Diseño en México, es uno de los contados creativos que han trascendido internacionalmente. Ha recibido más de 300 premios en América, Asia y Europa, incluyendo el del “Periódico Mejor Diseñado del Mundo” de la SND y el “World Summit Award” (ONU) por el diseño de narrativas digitales.

En 2012 se diversificó hacia la innovación, relanzó su estudio Danilo DesignGroup y recibió, de la Universidad Anáhuac, la medalla “Diseñar para la Humanidad”, que reconoce su trayectoria y aportación al diseño editorial y de medios en México y el mundo.

La filosofía de Danilo es el “diseño como forma de pensar”. Esa es la clave para crear estrategias transformadoras de marcas y empresas de medios. Para él, el diseño es una forma de ver el mundo; la capacidad de notar una anomalía, observar un ámbito de interés humano, o interpretar una necesidad concreta, para luego, definir, construir y ejecutar una respuesta o solución. El diseño es mucho más amplio y fundamental en la vida humana de lo que pensamos.

 “Me inicié en el diseño y su aplicación visual y comunicativa, analizando historias noticiosas y diseñando narrativas visuales para hacerlas atractivas, contarlas y explicarlas. Entendí después que el pensamiento del diseño va más allá de las intenciones puras de comunicación: igual se aplica para diseñar un nuevo producto o servicio, que para construir una marca o desarrollar aplicaciones tecnológicas y estrategias de negocios. Mi interpretación del diseño es ahora un tanto más profunda (filosóficamente hablando), pero mucho más potente por sus alcances pragmáticos”, piensa.

PAL