Así surgió el TRUCO de la mujer partida en dos que vemos en el circo

Hace 100 años, el mago británico .T. Selbit fue el primero en introducir a su asistente en un cajón de madera  como parte de un acto

Así surgió el TRUCO de la mujer partida en dos que vemos en el circo
En ése tiempo muchos gustaban de ver a las mujeres serruchadas, porque no las querían ver votando. Foto:Especial

El truco de la mujer partida en  2 tiene orígenes un tanto misteriosos. Aunque hay dos versiones que sostienen que el truco proviene del  antiguo Egipto y otras  que se realizó  a principios del siglo XIX por primera vez ante el  Papa Pío VII, hay un consenso generalizado  de que en realidad esto último tiene poco fundamento.

 Lo que sí se encuentra documentado es que hace 100 años, el mago británico .T. Selbit fue el primero en introducir a su asistente en un cajón de madera  como parte de un acto, cerró el cajón y prosiguió a serrucharlo en dos partes frente a un público asombrado.

Esto ocurrió en el  teatro  Finsbury  Park Empire, en Londres, el 17 de enero de 1921. Y en lo que restó de la década de los 20’ el truco se convirtió en todo un boom y se transformó en uno de los trucos de magia más emblemáticos del circo de todos los tiempos. Esto quizá porque durante este año había una polémica por el sufragio femenino, que de acuerdo con The Guardian, "Por cada persona que pensaba que era genial que las mujeres obtuvieran el voto, ¿habría otras personas que pensaban que era genial que metieran a una mujer en una caja y la corten por la mitad?"

Prescursor del ilusionionismo moderno

Sin embargo, lo curioso es que un siglo después, sigue siendo parte del repertorio de muchos ilusionistas, pero hoy el acto suele diferir bastante de aquel con el cual Selbit fascinó a su audiencia.

"Aserrando a una mujer", fue el nombre que le dio el mago Selbit a su acto. Consistía en meter a una asistente en un cajón de madera un poco más grande que un ataúd; Selbit cerraba la caja, dejando a la mujer fuera de vista y luego tomaba una sierra y comenzaba a serruchar el cajón al medio.

El truco terminaba cuando abría nuevamente el cajón para revelar que la asistente seguía intacta.

Se volvió un truco para presumir pierna. Foto: Especial

En muchas imitaciones que surgieron después, el acto se tornó aún más audaz, con cajones especiales que revelaban la cabeza, manos y pies de la asistente que supuestamente era mutilada.

Eventualmente dejó de usarse el cajón, y las asistentes eran "serruchadas" a plena vista, lo que consagró  a Percy Thomas Tibbles como uno de los precursores de la nueva era del ilusionismo.
 

Con información de la BBC. 


Compartir