EJÉRCITO

Ejército Charro se preparó para enfrentar invasión nazi en México; ésta es la heroica historia

Durante la Segunda Guerra Mundial un ejército conformado por 100 mil charros se armaron de pistolas, escopetas y machetes para defender la soberanía nacional, esta es su historia

TENDENCIAS

·
El ejército charros recibió entrenamiento durante un año en donde aprendieron estrategias de guerra que les enseñaron excombatientes de la Revolución. FOTO: Cuartoscuro

La historia de México está llena de anécdotas, leyendas e historias no contadas en su totalidad por historiadores y curiosos de los temas referentes a acontecimientos históricos; una de ellas permaneció oculta por los años y se refiere a la existencia de un Ejército Charra que tendría como misión proteger y defender el territorio nacional ante una posible invasión del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Se trató de un ejercito conformado por al menos 100 mil charros quienes a caballo se enfrentarían a los nazis en caso de ser necesario; los elementos fueron armados con pistolas, escopetas y machetes, y estaban organizados de tal manera que pudieran defender a México ante una posible invasión del temido ejército de Adolf Hitler.

Los charros son jinetes cuyas agrupaciones datan de la época del Virreinato; estas personas eran las responsables de brindar seguridad a las antiguas haciendas que cubrían gran parte del territorio mexicano, sin embargo con el paso de los siglos se les otorgó una nueva responsabilidad; la de proteger los intereses mexicanos durante la Segunda Guerra Mundial ante un posible ataque bélico liderado por las fuerzas del Eje, conformado por Italia, Alemania y Japón.

El ingreso de México a la II Guerra Mundial

El ejército de charros llegó a implementar diversas prácticas guerrilleras. FOTO: Cuartoscuro

Hay que recordar que México ingresó a la Segunda Guerra Mundial tras el hundimiento por parte del ejército alemán de dos barcos, uno de ellos nombrado "Potrero del Llano", que se encontraban en el Golfo de México, frente a las costas mexicanas. A partir de entonces el presidente Manuel Ávila Camacho determinó que nuestro país se uniría a los Aliados para combatir al poderoso ejército Alemán si éste decidía invadir México.

Con este objetivo fue conformado el denominado Legión de Guerrilleros Mexicanos, un ejército creado por Antolín Jiménez Gamas (1910-1915), un excombatiente de la Revolución a las órdenes de Francisco Villa. La historia del militar, así como de los charros que combatirían a las fuerzas del Eje, se contará en un documental con el objetivo de rescatarla de la memoria histórica nacional; "Matria" abordará la historia de este grupo de charros que arriesgarían su vida por defender la soberanía nacional.

La posibilidad de la invasión nazi a México se volvió una realidad tras el ataque alemán a dos buques mexicanos. FOTO: Cuartoscuro

El documental, que se estrenará en cines el próximo 16 de septiembre, es dirigido por Fernando Llanos, nieto de Antolín Jiménez Gamas, y hasta el momento ya ha sido merecedor de diversos reconocimientos internacionales, como el Festival de Cine de Morelia. En "Matria" el espectador podrá conocer cómo se decidió organizar a un grupo de jinetes para de esta manera pudieran enfrentar al que en su momento fue el ejército más poderoso y de los más temidos del mundo.

La idea de la invasión alemana a México no era nada descabellada, por el contrario, el ataque a los buques demostró el fuerte interés que Adolf Hitler tenía en el territorio mexicano y en sus recursos naturales, en particular, sus reservas de petróleo. Para lograr sus objetivos, Adolf Hitler había puesto a su servicio de inteligencia una red de espías alemanes vinculada incluso con altos funcionarios mexicanos. Esta información es ampliamente abordada en el libro "Los nazis en México", escrito por Juan Alberto Cedillo.

Las agrupaciones de charros siguen existiendo hasta la fecha en nuestro país. FOTO: Cuartoscudo

El momento más álgido en el intento alemán de ocupar territorio nacional ocurrió el 13 de mayo de 1942, fecha en que el barco petrolero Potrero del Llano fue hundido en el Golfo de México y siete días más tarde ocurrió lo mismo con el navío Faja de Oro, el cual también fue atacado, momento en el que nuestro país decidió abandonar su neutralidad en la guerra y abrió hostilidades contra los países del Eje. Para ello solo un mes después el Gobierno mexicano comenzó a organizar el ejército de charros, el cual llegó a implementar diversas prácticas guerrilleras. 

Y aunque durante un año los grupos de charros se dedicaron a aprender estrategias de guerra que les enseñaron excombatientes de la Revolución, finalmente nunca tuvieron la oportunidad de enfrentarse ante el ejército nazi. Se recuerda que cada domingo entrenaban junto a sus caballos con machetes o armas, no obstante sus prácticas de entrenamiento jamás fueron ejecutadas en el campo de batalla