NETFLIX MÉXICO

Netflix: 3 razones para ver la película más vista "Guía para la familia perfecta"

La película "Guía para la familia perfecta" se encuentra en el Top 10 de Netflix

Foto: Especial
Escrito en TENDENCIAS el

Netflix se ha convertido en el servicio favorito de streaming durante las vacaciones de verano. Los usuarios están disfrutando los diferentes contenidos que están en su catálogo y ha colocado algunas producciones en su TOP 10, como es el caso de "Guía para la familia perfecta", cinta que se mantiene en el gusto del público. 

La película "The Guide to the Perfect Family" se estrenó el pasado 14 de julio y es una comedia canadiense en idioma francés que refleja el sentido de una familia moderna. "Una pareja en Quebec se enfrenta a las dificultades y las expectativas de criar niños en una sociedad obsesionada con el éxito y la presencia en redes sociales", señala la sinopsis. 

Es común que las cintas con temática familiar estén en el top 10 de Netflix, sin embargo, esta cinta más allá de entretener busca dar un mensaje muy potente para las nuevas generaciones de padres. Aquí te presentamos 3 razones para que no te pierdas este filme. 

Nos es la típica familia

A diferencia de otras producciones esta no es la clásica familia, pues está esta formada por un matrimonio, en donde el papá ya tenía anteriormente una hija que hoy tiene 16 años, mientras que con la mamá tuvo un hijo de él, de 5 años de edad.

Aunque la historia comienza con las típicas escenas familiares, la realidad es que tiene otra perspectiva en donde los padres comienzan a cuestionarse si están haciendo los suficientes para los hijos. 

Los problemas en la historia son comunes 

Cada uno de los personajes tienen sus propios problemas, los cuales son similares a los que cualquier persona podría tener. Esto le da una sensación de cercanía con el público y le permite verse reflejado en la trama. 

¿Qué es el éxito?

Durante toda la trama, una de las temáticas es la búsqueda del éxito y cómo los padres quieren que sus hijos sean exitosos, por eso cuestiona a los titulares de la familia sobre qué tanto están dispuestos a hacer para alimentar este pensamiento a sus hijos, ya que algunas veces logran sólo los asfixian y deprimen.