PANDEMIA

Pacientes con COVID-19 reaccionan favorablemente al tratamiento con el fármaco Nitazoxanida (NTZ)

Un estudio publicado en la revista científica The Lancet demostró eficacia clínica de Nitazoxanida en el manejo temprano de pacientes con COVID-19

TENDENCIAS

·
Investigadores realizaron un estudio con el fármaco Nitazoxanida (NTZ) el cual confirmó beneficios contra carga viral en pacientes con COVID-19. Foto: Pixabay

La pandemia de COVID-19 y sus millones de víctimas, han llevado a distintos especialistas, instituciones y laboratorios del mundo, a una búsqueda a contrarreloj que aporte un tratamiento o cura para el virus que aqueja al planeta. Por tal razón, un tratamiento desarrollado y probado hace meses, parece dar visos de esperanza en pacientes con COVID-19 en fases tempranas.

Recientemente la revista médica The Lancet, especializada en investigación, publicó un estudio que demuestra la eficacia de la Nitazoxanida (NTZ) para tratar a pacientes con COVID-19 moderado.

El objetivo del estudio fue evaluar la eficacia de NTZ en comparación con placebo en un grupo de pacientes con enfermedad COVID-19 moderada. Para tal fin, se seleccionaron pacientes con un cuadro clínico compatible y RT-PCR positiva para SARS-COV-2 en frotis nasal y orofaríngeo.

  • El estudio demostró una reducción en la carga viral y un impacto positivo en marcadores inflamatorios, reducción en días de estancia hospitalaria y resultado negativo en pruebas PCR.
  • La nitazoxanida mostró capacidad para actuar como un agente antivírico de amplio espectro a través de múltiples mecanismos, siendo viable como un posible agente efectivo contra la COVID-19.

¿En qué consistió el estudio de Nitazoxanida (NTZ) contra COVID-19?

Para comenzar, el ensayo clínico doble ciego aleatorizado de prueba de concepto piloto comparó nitazoxanida versus placebo durante siete días, entre 50 pacientes con SARS-COV-2 RT-PCR + (PCR) que fueron hospitalizados con insuficiencia respiratoria leve del 20 de mayo al 21 de septiembre del 2020.

Como resultado inicial, se evaluaron los criterios de valoración clínicos y virológicos y los biomarcadores inflamatorios, obteniendo una reducción de la carga viral y con ello disminución en el tiempo de hospitalización debido a la mejora clínica. También se documentó la obtención más rápida de prueba PCR negativa para SARS-CoV-2 y el impacto positivo sobre marcadores inflamatorios.

  • De igual manera, el grupo tratado con nitazoxanida fue superior cuando se evaluaron resultados como la disminución de los síntomas de la enfermedad, la eliminación del oxígeno y el alta hospitalaria.
  • Estos resultados permiten explorar más a fondo los beneficios y el efecto antiviral de nitazoxanida para la COVID-19, que inicialmente se desarrolló para el tratamiento de la enfermedad por protozoos.

¿Por qué la Nitazoxanida (NTZ) puede ayudar a curar más pacientes?

Las propiedades antivirales de nitazoxanida y su metabolito -la tizoxanida-, han generado un interés creciente en los últimos años debido a su capacidad demostrada para actuar como un agente antivírico de amplio espectro a través de múltiples mecanismos, así como una inclusión para ser considerado como un agente efectivo contra la COVID-19.

Y es que ante la ausencia de antivirales específicos para tratar la COVID-19, esta investigación le direcciona como fármaco candidato que, al demostrar tener un amplio efecto antiviral, se sugiere dentro de protocolos de investigación en torno a la COVID-19. Para lograrlo, requiere diferentes regímenes de dosificación para ser un medicamento antiviral adecuado.

  • Hay propuestas para usar NTZ como único fármaco o en combinación con otros antivirales en países como Estados Unidos.
  • Actualmente, está en estudios para ser aprobado por la FDA, Argentina, México, Egipto y Nigeria.

El NTZ ha ayudado contra otros virus

Para la investigación con Nitazoxanida (NTZ), se hallaron ensayos in vitro y clínicos que mostraron evidencia de su efecto antiviral contra una variedad de virus, incluidos los de la influenza, virus sincitial respiratorio, ébola, norovirus, rotavirus, adenovirus, coronavirus, virus chikungunya, virus de la hepatitis B, virus de la hepatitis C y virus de la encefalitis japonesa. Lo anterior, refiere el amplio espectro antiviral de la NTZ ya conocido años atrás.

Ante tal panorama, el grupo de investigadores a cargo del estudio se mostró motivado a avanzar con un estudio de fase 3 para la COVID-19 de moderada a grave.

En su momento, para lograrlo se requirió la participación de seis hospitales en el Estado de Sao Paulo, Brasil, y fue apoyado por el Grupo Farmacéutico Roemmers de Argentina, quien es representado en México por Siegfried Rhein, farmacéutica que cuenta con el innovador de nitazoxanida en su portafolio de productos.

El protocolo del estudio, los archivos de datos referentes a los resultados y los programas para procesar los archivos, se depositan en un repositorio disponible públicamente en el sistema GitLab para este ensayo clínico: https://gitlab.com/jameshunterbr/ntz-clinical-trial.