MUESTRA

Patricia Conde inaugura muestra con obra del artista holandés Erwin Olaf

Patricia Conde Galería presentó por primera vez en México una selección de fotografías y vídeos del artista holandés Erwin Olaf, que celebró cuarenta años de creación en 2019 con motivo de su 60 cumpleaños

SOBRE LA EXPOSICIÓN. Sofía Corcuera fue una de las asistentes al evento. Foto: Arturo Quintero
Escrito en TENDENCIAS el

El embajador de los Países Bajos en México, Wilfred Mohr, fue el invitado de honor que inauguró la muestra Erwin Olaf, la cual permanecerá hasta el 17 de julio.

Para su primera colaboración con la galería mexicana, Erwin Olaf eligió junto a Patricia Conde una selección de obras destacando su pasión por la historia del arte y especialmente por el período de la edad de oro de la pintura holandesa. La referencia a la pintura clásica de los grandes maestros holandeses cómo Vermeer y Pieter Claesz ha encarnado sus composiciones fotográficas desde sus inicios.

Es importante recordar cómo el artista hace sus tomas a la manera de sus maestros, fascinado por la luz de las obras de Rembrandt y la precisión de las vanitas de Claesz. Al igual que ellos, Erwin Olaf utiliza un fondo oscuro en el que pone un tejido sedoso para componer bodegones, vanidades o retratos.

No duda en romper los códigos de los retratos clásicos que observó mucho durante sus visitas al Rijksmuseum de Ámsterdam. El retrato frontal de la mujer en la diadema con un collar de diamantes, da otra dimensión a la historia de Olaf. Se complace en desafiar los códigos del género donde el hombre tradicionalmente simboliza al guerrero marcado con heridas en la cara.

Aquí una mujer madura asume el papel de la guerrera, la dominatrix. Olaf no duda en añadir elementos iconográficos atribuidos al medio que a menudo fotografiaba en sus primeras obras.

A través de sus retratos y bodegones, Erwin Olaf señala los problemas actuales de las sociedades occidentales como la cuestión del género, la discriminación y el abuso religioso. Sentimos en el artista la constante necesidad imperiosa de abordar los venenos de nuestras sociedades contemporáneas para combatirlos mejor.

Comenzó su carrera como fotógrafo publicitario y conoce el otro lado de la escena. Los temas del poder, el lugar de la mujer en la sociedad y la soledad siguen siendo puntos de entrada en su trabajo. Si sus primeras obras subversivas lo hicieron conocido por un público de expertos, sus temas sobre sofisticación femenina, desnudos masculinos y retratos de niños abrieron las puertas de un reconocimiento más amplio.


HA DICHO

“Lo que realmente quiero mostrar es un mundo perfecto con una grieta en él. Mi trabajo es hacer que la imagen sea lo suficientemente atractiva como para que la gente quiera ver la historia que les estoy contando”. Erwin Olaf

POR ISIS MALHERBE

FOTOS: ARTURO QUINTERO

MAAZ