Domingo 20 de Junio 2021
PASEO DE LA REFORMA

Paseo de la Reforma: La historia de la avenida más emblemática de la CDMX

La extensión de Reforma supera los 14 kilómetros, por lo que también es considerada una de las vialidades más grandes. Con una influencia europea, su construcción también alberga monumentos, parques y otros atractivos

Foto: Instagram @sebbbas_hdz
Foto: Instagram @sebbbas_hdz
Escrito en TENDENCIAS el

La Ciudad de México está llena de historias fascinantes y monumentos que encierran secretos inimaginables sobre la formación de la capital del país. Tal es el caso de Paseo de la Reforma, la avenida más emblemática e importante de la ciudad.

La extensión de Reforma supera los 14 kilómetros, por lo que también es considerada una de las vialidades más grandes. Con una influencia europea, su construcción también alberga monumentos, parques y otros atractivos.

Maximiliano y Carlota

Su historia comenzó con la llegada de Maximiliano de Habsburgo. El emperador de México mandó a construir esta avenida con el consejo de su esposa, Carlota Amalia de Bélgica. Cuenta la leyenda que Carlota añoraba la presencia de su esposo en el Castillo de Chapultepec, pues las malas condiciones en el camino le impedían llegar a visitarla con frecuencia.

Para llegar al castillo, se debía atravesar un camino de tierra, rodeado de árboles y arbustos; sin nada más alrededor que áreas verdes de gran extensión. Por ello, Maximiliano tomó la decisión de construir el “Paseo de la Emperatriz”, el primer nombre con el que se conoció esta avenida.

El emperador, además de solicitar que la avenida tuviera muchos árboles alrededor, también dio la orden de construir un gran camellón para que estuviera decorado con fuentes y esculturas; características que son de innegable influencia europea.

Durante los primeros años, solo podían transitar por ahí personas de la corte imperial

Sin embargo, durante la época de Benito Juárez se suspendieron las obras y se cambió el nombre de la avenida por “Paseo Degollado”, en honor a Santos Degollado, militar y político mexicano.

Luego de que muriera Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada ordenó terminar con los trabajos necesarios para que la vialidad funcionara y, un vez terminada, la nombró “Paseo de la Reforma” en honor al proceso histórico que se vivió en el país.

Siguiendo con la influencia de Maximiliano, fue Porfirio Díaz quien influyó para completar la obra y que estuviera conformada por los elementos que conocemos actualmente. En 1920 la avenida aumentó su extensión.

La vialidad más emblemática de la CDMX

La avenida también se ha convertido en un referente para el país, pues es el punto de reunión para celebraciones, protestas y manifestaciones; pero también es un punto clave a nivel internacional, al ser tan reconocida, esta es una de las escenas más reproducidas cuando se busca retratar la esencia de México. 

El 17 de abril, el fotógrafo Sebastián Hernández publicó en su cuenta de Facebook una fotografía 360° donde se puede observar todo el esplendor de Reforma. Hasta el momento, la fotografía se ha compartido más de mil veces y a provocado en los usuarios de la red admiración por esta construcción única. 

En su recorrido se ubican importantes monumentos como El Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora, la Fuente de Petróleos Mexicanos y la Estela de Luz, entre otros.

aar