¡A la Patagonia! Madre regala viaje de cumpleaños a su hijo hasta el fin del mundo

El recorrido fue de 480 días cruzando todo tipo de terrenos hasta lograr llegar a su destino

La historia de Tania y Toti, no es como cualquiera; salieron con mochila en la espalda para emprender un viaje de más de ocho mil kilómetros donde cruzaron asfalto, caminos empedrados, en fin, todo tipo de terrenos y hasta ríos para llegar hasta el fin del mundo 

Este viaje equivaldría a ir y venir 21 veces desde la Ciudad de México hasta Acapulco, atravesando montañas, lluvias, calores, heladas, pero más allá de las inclemencias, viajaron con el objetivo de llegar a la Patagonia y conocer a los pingüinos en su hábitat natura; sueño de Toti.

Cuando vi que podías cruzar fronteras en bicicleta, dije, esto es mágico porque la forma de viajar en bicicleta te cambia todo porque recorres cada metro, vas fijándote en absolutamente todo", dijo la madre de Toti.

Mochila puesta y a pedalear

Decididos a ir hasta la Patagonia, Tania Hope le dijo a su hijo que irían a ver a los pingüinos pero su vehículo de transporte sería la bicicleta, emprendiendo su viaje hasta Argentina.

Cabe destacar que para llegar, tardaron 480 días en trayectos, aunque en tramos fue difícil sin embargo, aseguran que disfrutaron cada instante;

"Muy bonito, muy padre, mucha gente muy buena, muchos lugares hermosos las comida y muchas aventuras increíbles", así describió Toti su viaje hasta el fin del mundo.

En el trabajo periodístico de Antonio Anistro para Heraldo Televisión, señala que el viaje unió los lazos entre madre e hijo, en el que finalmente, llegaron al fin del mundo.

DRV

 


Compartir