HOME OFFICE

Home office o trabajo en casa: “pros y contras” de tener dos o más empleos

El confinamiento en México por la pandemia de Covid-19 ha provocado que la situación laboral en muchos casos sea con una dinámica diferente

TENDENCIAS

·
El trabajo en casa permite diversas actividades. Foto: Pixabay

Ha pasado más de un año desde que en México se declaró la emergencia sanitaria por el virus del Covid-19 y con ello muchas actividades laborales y sociales se han alterado en el mundo para millones de personas que estaban acostumbradas a levantarse por la mañana e irse hacia su trabajo y esto ya no es así.

Si bien el confinamiento en México no es lo que provocó que surgiera el término de “home office”, una práctica que en muchas empresas ya existía desde antes, si es algo que se ha potencializado de forma importante, en dónde los empleadores en muchos casos tuvieron que permitir que los empleados tuvieran que realizar sus labores desde casa.

El objetivo era claro: cumplir con las medidas sanitarias impuestas por la Secretaría de Salud, con base en la pandemia de Covid-19 que se vive actualmente en México y en muchas latitudes, en las que se mantiene la lucha contra el virus y cuál puede ser la vacuna que pueda finalmente contrarrestar este coronavirus y sus cepas o variantes.

Ahora, esta práctica de la “home office” es algo que te permite estar en tu casa con el objetivo de que puedas realizar tu trabajo sin necesidad de desplazarte de manera presencial, pero con la responsabilidad de que estarás en todo momento pendiente de las situaciones laborales que se puedan ofrecer en el momento que se necesiten.

Home office: ¿oportunidad para tener dos o más empleos?

La posibilidad de que puedas trabajar en tu casa y aunque en muchos casos tengas un horario definido o establecido en tu lugar de trabajo, es una oportunidad clara de que cuando te encuentras frente a tu computadora, lap top o aparato que utilices para tu empleo, tengas esa decisión de encarar si es que quieres trabajar en más de un sólo lugar.

¿Qué ventajas y desventajas tiene esta posibilidad?

Pamela Domínguez es una mujer de 29 años que se enfrenta a esta situación semana a semana, ya que tiene la oportunidad de trabajar en dos lugares, con ámbitos totalmente distintos para no generar problemas laborales, pero que si le da la chance de combinar su trabajo de diseño gráfico con otro proyecto en dónde puede ayudar a mamás que quieren intercambiar cosas que ya no les sirven de sus bebés (carriolas, cunas,etc.) entre sí y que sea un gana-gana para ellas sin necesidad de hacer una inversión que quizá no pueden hacer por la economía.

Ella comenta que una de las grandes ventajas de esta “home office” es que puede organizar su tiempo de tal manera que pueda cumplir con su trabajo como diseñadora, pero también puede darse el tiempo para relacionarse con las mamás y que pueda ser el enlace para que entre ellas se ayuden, se apoyen y tengan esa manera de cubrir su necesidad.

Sin embargo, menciona que no todo es bueno, ya que uno de los problemas que enfrenta es que al vivir con su pareja tiene que trabajar en cuartos separados porqué de lo contrario no tendría la misma concentración que al trabajar sola cuando se enfoca directamente en las cosas que tiene que realizar.

Otro de esos casos es el de Sheila, una joven de 23 años que se encuentra actualmente trabajando como redactora en un medio de comunicación, en donde tiene la oportunidad de explotar sus habilidades frente a la computadora, pero al descansar un par de días, también eso le permite que los días que no destina a su trabajo periodístico, pueda dedicarse a ser maestra de inglés autodidacta. 

Yo estudio inglés por las mañanas y cuando descanso tengo la oportunidad de enseñar a algunos niños este idioma, después de que algunas mamás que me conocen, me lo pidieron, por lo que de manera virtual nos reunimos ellas y yo con los niños para que pueda enseñarles y ellas puedan apoyar a sus hijos a comprender las lecciones que les doy, con base en las enseñanzas que he aprendido con mis años de estudio del inglés”.

Dos casos extraños, pero que muchos pueden enfrentar

Mariano, un joven de 28 años, es una persona que desde que comenzó la pandemia por Covid-19 se dio la oportunidad de experimentar la posibilidad de trabajar en tres empleos a la vez, en dónde incluso de ellos es de manera internacional, lo que le ha dado esa chance de tener contactos nacionales e internacionales que en un futuro podrían darle la oportunidad de viajar a otros países cuando haya pasado la pandemia de Covid-19.

“Trabajar para un medio internacional te permite que puedas organizarte, ya que ellos tienen una agenda semanal preestablecida, lo que provoca que tú no tengas que alterar tus horarios de trabajo. En mi caso, mi trabajo en México es con un horario ya establecido, pero la colaboración internacional, la cuál es en otra rama totalmente distinta a la que laboro, la puedo trabajar en mis días de descanso, por lo que no se altera de ninguna manera mi labor principal y además de obtener un mayor ingreso, puedo sumar contactos de manera nacional e internacional”.

Finalmente, está el caso de Cinthya, una mujer de 30 años que tiene la oportunidad de trabajar en dos lugares diferentes, en un horario similar y de lunes a viernes. Si bien, los dos trabajos que tiene son de ramas diferentes, ella vive con sus papás y su hermano, situación que también le llega a alterar su dinámica por las clásicas “peticiones familiares”.

En este caso particular, ella sabe que tiene un hándicap en contra muy complicado porque sus horarios de trabajo en algún momento se llegan a entrelazar y sabe que “cuando termine la pandemia, tendré que decidir por uno de los dos, porque no puedo dividirme en dos ni estar en dos lugares al mismo tiempo”.

Por: Hugo Axél García