Embarazo y cáncer

Valeria Benavides, sobreviviente de la enfermedad, busca ayudar a las mujeres diagnosticadas

Embarazo y cáncer
AYUDA. El costo promedio de un tratamiento por mujer es de 253 mil pesos. Foto: Especial

Aunque no es muy frecuente, el cáncer es una enfermedad que no excluye a las mujeres embarazadas. Solamente en México cada año se presentan alrededor de 2000 a 3000 casos de cáncer en mujeres embarazadas según el INCIP. Desgraciadamente existe poca información al respecto pues este tema no es parte ni de la agenda pública ni de salud de nuestro país. Cuando las mujeres son recibidas en instituciones públicas, lo más común es que se les sugiere la interrupción del  embarazo, para luego ser tratadas de forma oncológica.

Es aquí en donde entra Fundación Padma, creada en 2019 con el firme propósito de darle a las mujeres una alternativa, un derecho a decidir y a vivir, proporcionando  acceso a servicios de salud, al derecho a la vida y a la maternidad. En alianza con la clínica CREHER (Clínica de Referencia de Enfermedades Hemato-Oncológicas durante el Embarazo), que está dentro del Hospital Regional de Alta  Especialidad de Ixtapaluca, Estado de México, que por cierto es la única en todo el país que da este servicio, para atender a mujeres de escasos recursos que se encuentran en esta situación a nivel nacional. “La clínica lleva operando 4 años exitosamente, pero necesitamos apoyo para trasladar a las pacientes,  realizarles estudios y apoyarlas con su manutención mientras están en tratamiento en la clínica”, menciona Valeria Benavides directora general de Fundación Padma. “Apoyamos de varias maneras: con el programa de traslados, ya que el 60% de las mujeres vienen de muy lejos, apoyamos con medicamentos, tanto oncológicos, como de tratamiento y post tratamiento. Y también apoyamos con estudios especializados, tratamiento y también con  un programa de estancia temporal que puede ir desde rentas, comida y ropa”.

Al preguntarle que por qué le llamó esta causa, me dijo: “Decidí apoyar la causa pues me identifique con estas mujeres por completo ya que yo estaba buscando ser mamá de nuevo cuando me enfermé de cáncer y fue todo un reto encontrar empatía ante mis dudas de si lo lograría. Además es una causa que casi nadie sabe que existe. Creo que hay muy poca conciencia sobre el impacto del cáncer en la maternidad y la fertilidad de las mujeres”, concluyó Valeria.

“¿Es posible recibir quimioterapia mientras estás embarazada?”, le pregunto a Valeria, a lo que me contesta firmemente: “¡Si! El bebé no corre peligro. Tenemos ya varios casos de mamás que dieron a luz a sus bebés, uno de ellos ya tiene tres años y está en perfecto estado, tanto él como la madre”.

A pesar de que 2020 fue un año muy peculiar y difícil sobre todo en temas de salud, la Fundación Padma ayudó a 18 familias, donó poco más de $736 mil pesos en medicamentos oncológicos y $86 mil pesos en apoyo al programa de estancias. El costo promedio de un tratamiento por mujer es de $253 mil pesos.

 ¿Por qué Padma? Le pregunto a Valeria, “ Significa loto en sánscrito. La Flor de Loto es uno de los más antiguos y profundos símbolos de nuestro planeta.  Simboliza fuerza, majestuosidad, gracia, abundancia, riqueza, sabiduría, serenidad, belleza y fertilidad. Atributos como los que tiene la mujer, la madre.” Concluye Valeria.

Gracias a esta fundación nos damos cuenta que el estar embarazada, tener cáncer y querer tener un tratamiento oncológico NO es un capricho millonario si no una posibilidad.

Por Brenda Jaet


Compartir