ESTADOS

Sacerdote de Torreón, Coahuila, cuida a su perrita durante misa: VIRAL

Una fotografía que se volvió a viral en redes sociales muestra a un sacerdote oficiando misa con su mascota en el regazo durante toda la ceremonia

Foto: Cortesía Defensoría Animalista
Escrito en TENDENCIAS el

Desde hace unos días comenzó a circular a través de redes sociales una fotografía que muestra a un sacerdote sentado en un silla oficiando una misa, mientras su perrita permanecía sentada en su regazo, quieta y obediente.

Un feligrés que asistió a dicha misa tomó la fotografía y la publicó en redes sociales para mostrar este gesto conmovedor del padre. De acuerdo con su publicación el padre explicó antes de comenzar la misa sobre la visita de su mascota a la misa.

Perdón pero mi perro ya es muy grande y se pone muy mal y llora si lo dejo solo”, explicó el sacerdote.

El autor de la fotografía la publicó en la cuenta de Facebook llamada Defensoría Animalista, desde la que se han registrado 959 reacciones a la foto, además de haber sido compartida por 251 usuarios y 48 comentarios.

“Él es el padre zatarain de Torreón Coahuila. Quien llevó a su perrita a la misa por que esta malita y no la podia dejar sólita”, fue lo que se compartió en la página de Defensoría Animalista.

Sin embargo, la foto ha sido republicada por otras páginas dedicada a compartir contenido sobre animales, como una llamada Solovino donde tiene más de 3 mil 500 reacciones, 670 veces compartidas y 148 comentarios. Y siguen incrementando las cifras.

Ya que en la publicación había pocos datos de quién era el sacerdote de la foto, debido a su viralidad se descubrieron otros aspectos sobre el sacerdote además de ser originario de la segunda ciudad más importante de Coahuila. 

Esto de acuerdo al portal web de la Diócesis de Torreón, donde se tiene registrado que el sacerdote de la foto es el padre Gerardo Zatarain García que ofrece misa en la Parroquia de Todos los Santos, que se encuentra al interior del Territorio Santos Modelo desde octubre del 2020.

Por otro lado, la pequeña perrita blanca mestiza sentada tranquilamente en el regazo del padre Gerardo Zatarain, fue identificada como “Paloma”.

AV